Cae un 4,3% el turismo en Barcelona en el útlimo trimestre de 2017

|

Sagrada familia turismo catalunya

Lo ha explicado el concejal de Turismo, Agustí Colom.


El turismo registró un descenso del 4,3% en Barcelona en el último trimestre de 2017, con menos descenso en el proveniente del resto de España (0,37%) que en el internacional (5,5%), que representa el 80% del que llega a la ciudad, en el que se redujeron especialmente los turistas del resto de Europa, mientras crecieron los de orígenes más lejanos como Argentina, Estados Unidos, Rusia, Estados Unidos, Japón y China.


Lo ha explicado el concejal de Turismo, Agustí Colom, a preguntas del PP en la comisión de Economía, en la que ha destacado que el turismo creció en 2017 un 2,7% pese al descenso del último trimestre, motivado por el atentado de agosto, "la violencia policial el 1-O, la parada del 3 de octubre y la situación de inestabilidad por intentos de unilateralidad", según él.


El concejal popular Javier Mulleras ha replicado que también hubo una intensa actuación policial para desalojar a los acampados del 15M en plaza Catalunya y que no afectó al turismo, y "en cambio la inestabilidad política catalana ha generado esta caída del turismo y el comercio", por lo que sostiene que la causa ha sido el proceso independentista.


El republicano Alfred Bosch ha respondido que las imágenes de las cargas policiales del 1-O "llegaron a todo el mundo", y le ha espetado que lo mejor que podría hacer el Gobierno central del PP es pedir disculpas por la actuación y decir al mundo que no volverá a ocurrir algo así y que la gente puede venir tranquila a Barcelona.


USUARIOS Y VISITANTES


Colom ha señalado que los ingresos en el sector bajaron un 10% en último trimestre y, preguntado por el PSC, ha señalado que en 2017 aumentaron los visitantes del Park Güell y los usuarios de la tarjeta de transporte público 'Hola Barcelona' , aunque bajaron los del Zoo y del Bus Turístic, que ya registraron descensos desde inicio del año.


La concejal socialista Montserrat Ballarín ha tachado de "mala noticia" este descenso en el último trimestre, y ha avisado de que, si no cambia la tendencia, podrían verse afectados puestos de trabajo en el sector.


Desde el grupo Demòcrata, Sònia Recasens ha sostenido que el Gobierno de Ada Colau demoniza el sector y quiere cargarse un modelo de éxito de colaboración público-privada que ha funcionado no sólo en este ámbito: "Continúan apostando por el decrecimiento turístico", ha asegurado, y ha dicho que ha cuajado la sensación de que los turistas no son bienvenidos a la ciudad.


La presidenta del grupo municipal de Cs, Carina Mejías, ha coincidido en criticar que el Gobierno de Colau ha lanzado un "mensaje de turismofobia" que se ha sumado a los efectos del atentado de agosto en La Rambla, de las huelga de transporte y del proceso independentista, según ella.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH