La Generalitat gastó 1,5 millones en el referéndum ilegal

|

JUNQUERAS PUIGDEMONT

Junqueras y Puigdemont en el Parlament.


La Guardia Civil ha acreditado que la Generalitat de Catalunya se gastó como mínimo 1,5 millones de euros en el referéndum ilegal de independencia del pasado 1 de octubre.


La Benemérita desmiente así los informes que les había remitido el Govern en los que acreditaba que ninguna consejería había destinado fondos públicos para el 1-O.


Así lo reflejan en un informe entregado el pasado uno de febrero en el Tribunal Supremo en el que la Guardia Civil recuerda que ya ha acreditado un gasto en publicidad en medios de comunicación para el referéndum ilegal de 502.639,61 euros sin contar el IVA.


A esta cantidad añade ahora otra cercana al millón de euros (979.661,96 euros sin incluir el IVA), aunque precisa que aún está por determinar, destinada a los nombramientos de componentes de mesas electorales y tarjetas censales y añade la referencia de la empresa Unipost.


COSTE TOTAL DEL REFERÉNDUM


Los agentes exponen en su informe que continúan realizando gestiones para determinar el coste total del referéndum, atendiendo a otras líneas de investigación, entre las que citan las relacionadas con el papel que desarrolló el Diplocat, que dirigía el Consejero de Exteriores, Raül Romeva.


En relación con este último asunto, el informe menciona la investigación que se lleva a cabo de las transferencias realizadas por la delegación de la Generalitat en Bruselas sumando un importe de casi 140.000 euros que "pudieran estar relacionadas" con los gastos de los observadores internacionales del 1-O.


ALTAFAJ, CITADO POR LOS PAGOS A OBSERVADORES


La Guardia Civil sitúa al exrepresentante del Govern de la Generalitat en la Unión Europea Amadeu Altafaj como la persona que ordenó las transferencias realizadas desde la cuenta de la Delegación de Bruselas por importe de 119.700 euros al Centro holandés que envío los observadores al referéndum ilegal.


Amadeu Altafaj

Amadeu Altafaj, exrepresentante del Govern en Bruselas.


Altafaj era el único autorizado de la cuenta desde donde se realizaron hasta tres transferencias: la primera de 58.250 euros, con destino a The Hague Centre for Strategic Studies; la segunda de 61.450 a la misma destinataria y una tercera de 20.000 euros para a la Delegación del Govern en Croacia, sumando un total de 139.700 euros.



JUNQUERAS Y ROVIRA, NÚCLEO DURO DEL 1-O


Según el informe de la Benemérita,  los dirigentes de ERC Marta Rovira y Oriol Junqueras formaban el núcleo duro de la logística del referéndum del 1 de octubre, con Josep Maria Jové, secretario general de Vicepresidencia y de la Consellería de Economía y Hacienda, como "cerebro" a las órdenes de los dos primeros.


En un informe la Guardia Civil analiza las llamadas intervenidas para concluir que Jové "fue el cerebro de la logística del referéndum, pero recibiendo órdenes y despachando asuntos directamente con Marta Rovira y Oriol Junqueras".


Para ello, añade el Instituto Armado, contaron con la colaboración directa de Francesc Sutrias y Natalia Garriga, en ambos casos altos cargos detenidos en la operación del 20 de septiembre por su papel dentro del Departamento de Vicepresidencia que encabezaba Oriol Junqueras.


La Guardia Civil analiza la agenda Moleskine intervenida a Jové y las llamadas telefónicas para defender que, a nivel político, "los tres responsables máximos de organizar el referéndum fueron Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Raúl Romeva". 


También insiste en el papel clave de los presidentes de la ANC y Omnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, por ser "los encargados de agitar los movimientos sociales".


JOVÉ Y COMÍN GESTIONARON LOS COLEGIOS ELECTORALES


Jové y Sutrias fueron quienes contactaron con Pau Furriol, abogado y miembro de ERC, "para gestionar una nave en Bigues i Riells" en la que el 20 de septiembre se incautó cerca de diez millones de papeletas del 1-O y numeroso material electoral. 


Aquella actuación desencadenó una protesta con personas vinculadas a ERC o ANC, "lo que pone de manifiesto la relación de ambas entidades en la logística del referéndum".


Como cerebro del 1-O, Jové también gestionó los locales que servirían de colegios electorales "y lo hizo", según la Guardia Civil, "directamente con Antoni Comín", exconsejero de Sanidad fugado con Puigdemont en Bruselas. 


Se cita a otros altos cargos y se sostiene que de estas gestiones tenía conocimiento "inmediatamente" a Oriol Junqueras, Marta Rovira y Jordi Turull.


La Guardia Civil recuerda que el 6 de septiembre de 2017 Jové mantuvo una conversación con Elsa Artadi, la hoy portavoz de Junts per Catalunya, para saber con qué fecha se publicaría el decreto de convocatoria del referéndum, ya que él era el encargado de enviar cartas a todos los alcaldes para conocer la disponibilidad de locales para la votación. 


"Fue Jové quien se encargó de las respuestas de los ayuntamientos", indica el Instituto Armado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH