Los Comités de Defensa de la República "imaginaria" son unos angelitos

Carmen P. Flores


Cdr Tarragona cortes peaje carretera 29032018

Hay personas que tienen muy mala uva. Que se dedican sin piedad a difamar, contar cosas que no suceden, engañar, critican a personas pacificas, que actúan con buena voluntad y no intimidad a nadie y son unos auténticos angelitos. Esto es lo que les está sucediendo a los integrantes de los Comités de Defensa de la Republica ( CDR)   que están actuando estos días en buena parte de Catalunya y está siendo injustamente vilipendiados.


Sus acciones son inofensivas, no molestan a nadie y provocan que los conductores que se ven atrapados por cortes de carretera que ellos realizan , hagan ejercicios de respiración, como preámbulo a la meditación transcendental o el rezo del rosario en buena compañía. Estos ingratos conductores no les agradecerán lo suficiente apartarles de la durísima tarea de ir al trabajo, al médico, a Francia o a la Conchinchina.


Los cortes de carretera, son la excusa perfecta para alejar al personal de sus pecados de ganarse el pan con el sudor de sus frentes. La quema de neumáticos, es sencillamente para que no pasen frio y además les sirven a los autores para comunicarse con otros coleguillas que hacen la misma tarea de evangelización. Es como volver al pasado donde los indios del lejano Oeste se comunicaban con sus amigos, a través del humo que desprendía el fuego. Eso sí, los de aquí no llevan plumas, ni taparrabos, pero se tapan la cara - es un tema de timidez-, sus vestimentas son como las de sus colegas de Euskadi que hasta hace poco solo estaban en las calles para ayudar a la ciudadanía a pasárselo bien.


Los angelitos de los CDR, son unas hermanitas de la caridad, que se lo pregunten a sus  clubs de fans que cuentan entre otras con Ada Colau, Pilar Rahola y el elenco de piadosos con aspiración a ser elevados al grado de beatos, después de demostrar los milagros que han realizado y la dedicación de apostolado que han dedicado al procés.


Las pintadas de los angelitos de los CDR a las sedes de los partidos políticos son para darles más color y alegría, y además sus obras de arte las hacen gratis y por la noche para no molestar a nadie.


Sus alegatos en las redes sociales, son como los chistes de los Morancos o las nanas de Llach. ¡ Qué delicia de angelitos!. Son unos incomprendidos. No son violentos, son pacíficos y realizan trabajos para una comunidad que no sabe apreciar su esfuerzo y sacrificio.


Lo que estoy contando no es fruto de los efectos de los magníficos caldos, que producen los viñedos españoles, no, es la historia para no dormir que están vendiendo los del relato, cuyo penúltimo parte del guión  ha volado por los aires, sin que nadie pueda ya controlar el vuelo de estas inocentes criaturas, porque los angelitos, igual que decía Fraga, se han apoderado de las calles, sin que el resto de los ciudadanos tengan quien los defienda, hasta que algunos que están ya hasta el gorro les corten las alas y entonces se armará la marimorena.


Alguien decía que también hay angelitos malos que fueron expulsado del cielo ¿habrán volado a Catalunya? . 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH