​Desarticulan una red internacional de venta de medicamentos

|

Guardia civil

Operación de la UCO de la Guardia Civil contra medicamentos ilegales


La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal que se dedicaba a la importación, exportación, fabricación y distribución de medicamentos ilegales a partir de una denuncia de un laboratorio iraní. La operación 'Ayúrveda' se ha desarrollado por la Unidad Central Operativa (UCO) en las provincias de Teruel, Barcelona, Castellón, Sevilla, Valencia y Madrid.


Según un comunicado de la Guardia Civil, la investigación se inició tras recibir un comunicado de la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) en el que se ponía de manifiesto una denuncia de un laboratorio farmacéutico iraní que tras encargar y pagar una serie de medicamentos a un laboratorio farmacéutico español, nunca recibió las medicinas ni se le devolvió el importe de las mismas.


A partir de la información emitida por la AEMPS, se inicia la investigación en el que se descubre una trama de fabricación y distribución ilegal de medicamentos desde España a varios países de Asia, África, Europa y América. 


En concreto, se investiga a 16 personas a las que se les acusa de delitos en contra de la salud pública, blanqueo de capitales y estafa.


Durante el proceso, se contó con la ayuda de la Oficina de Investigación Criminal de la Food & Drugs Administración de EEUU, la cual relacionaba al laboratorio español y a su administrador con otro laboratorio situado en la ciudad de Mumbay (India). La operación ha sido coordinada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Alcañiz (Teruel) y la Fiscalía de esta provincia.


EL LABORATORIO ESTABA EN TERUEL


Las investigaciones de la Guardia Civil les llevaron a la provincia de Teruel, donde se encontraba el laboratorio y otra empresa farmacéutica que compartían ubicación y administrador. A partir de ahí, los agentes descubrieron la relación comercial con otras empresas del sector ubicadas en las provincias de Barcelona, Castellón, Sevilla y Valencia.


Además, estas empresas tenían contactos comerciales con otras situadas en Francia, Inglaterra, Estados Unidos e India. Esta última empresa situada en la ciudad de Mumbay, era la encargada de actuar como asociada del laboratorio farmacéutico de Teruel a la hora de fabricar y distribuir los falsos medicamentos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH