Iglesias se distancia de la detenida de los CDR: "La persona de la que usted me habla..."

|

Pablo iglesias


El secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, se ha desententido de la detenida por coordinar acciones de los Comité de Defensa de la República (CDR) Tamara Carrasco, que concurrió a las elecciones de 2015 como independiente en la tercera posición de la lista Guanyem Viladecans-Canvi Avanç i Progrès, afín a Podemos.


"La persona de la que usted me habla en el pasado pudo haber estado en cualquier partido", ha afirmado el líder de la formación morada en declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso, al ser preguntado sobre el pasado político de la detenida.


Podemos no concurrió con su marca en las pasadas elecciones municipales de 2015, pero sus miembros en los municipios sí apoyaron o se integraron en muchos casos en las llamadas candidaturas de unidad popular. 


Fue el caso del entonces secretario general de Podemos en Viladecans, Eduardo Tobaruela, que encabezó la lista de Guanyem Viladecans en la que se integró la detenida, en el tercer puesto.


A este respecto, Iglesias ha marcado distancias y ha señalado que Carrasco García -a la que se ha referido como "la persona de la que usted me habla"- "pudo haber estado en cualquier partido". 


Acto seguido, ha aprovechado para cargar contra el PP, la formación que, a su juicio, "sí ha cometido delitos en este país".


"No lo decimos nosotros, lo dicen los jueces que han sentado en el banquillo al PP como persona jurídica. Si hay un partido en España que está vinculado con delitos es el PP", ha enfatizado, en respuesta a los que acusan a Podemos de estar vinculado con los CDR.


TERRORISMO


Ha afirmado que "en una democracia, por hacer un corte de carretera, que puede constituir un ilícito, no se acusa de terrorismo a nadie", en relación a los cargos con los que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido la detención de los considerados cabecillas de los Comités en Defensa de la República (CDR).


"Hay acciones que a lo mejor pueden ser constitutivas de un delito civil o de algún tipo penal menor, pero que les estén acusando de terrorismo, rebelión, sedición y poco menos que del asesinato de JFK en Dallas, da mala imagen al exterior de nuestro país", ha asegurado.


En su opinión, "cualquiera que practique la desobediencia civil es consciente de que el ordenamiento jurídico puede tener una respuesta en forma penal o de ilícito civil" pero "una cosa es eso, y otra criminalizar llamando terroristas o sediciosos a quienes están practicando iniciativas de desobediencia".


"La diferencia entre una democracia y una dictadura es la proporcionalidad", ha zanjado en una entrevista con la Cadena Ser .

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH