UGT y CCOO no están muertos están de “parranda”

Carmen P. Flores


Torrent parlament sindicatos ugt ccoo 26032018

Los sindicatos UGT y CCOO hace ya algún tiempo que tienen problemas internos y externos: el giro independentista de sus cúpulas y la falta de adaptación a los tiempos modernos, con un proyecto realista, hacen que estén en el ojo del huracán, por mucho que digan lo contrario y algún sindicato de estos amenace a medios de comunicación con denunciarlos por la “acusación” falsa de la marcha de afiliados.


UGT y CCOO admiten discrepancias, pero de bajas, según ellos, muy pocas. ¿Se lo creen?. Si hablas con afiliados de los dos sindicatos, están que trinan por el apoyo que los dos sindicatos, de manera directa, abierta y sin tapujos están dando al procés y a su entorno en Catalunya. Actitud que no se corresponde con la mayoría de sus afiliados que no están de acuerdo con la postura de sus dirigentes. Varias sectoriales han hecho público su descontento y dicen que ellos no van a secundar la manifestación de apoyo a los presos, las “libertades” y todo lo demás. No solo eso, sino que piden no acudirán a la misma. Consideran que en un tema de posicionamiento como este, las ejecutivas de los sindicatos deberían consultar a las bases lo que piensan deello. Algunos han comentado, en privado, que si defienden tanto las consultas, que las apliquen primero en casa para dar ejemplo. Así se enterarán, de paso, de lo que piensa los afiliados.


A lo largo de los últimos años, los cargos de responsabilidad en las respectivas ejecutivas han sido copados por representantes de la antigua CDC, ahora PDeCAT, y ERC. Lo han hecho a la chita callando pero internamente, en las bases de ambos sindicatos la operación no ha pasado desapercibida. En el caso de la UGT, el trasvase ideológico se inició con la llegada de Pepe Álvarez a la secretaria general de la UGT de Catalunya y durante su mandato la presencia y la deriva ideológica ha ido creciendo, tras los desencuentros de Álvarez con el PSC, se ha escenificado su distanciamiento del partido para girar hacia las posiciones actuales.


Álvarez y Gallego, en su día, se dejaron querer por el gobierno de Mas y compañía. Nadie llegó a entender que los dos sindicatos fueran galardonados con la Cruz de Sant Jordi. ¿A cuenta de qué este reconocimiento?, se preguntaron gente de las bases,  que no estaban muy satisfechas del tema. Era otra gota más que entraba en un vaso que ahora está lleno hasta, a punto de desbordarse. No saben, o no quieren, reconducir la situación peligrosa en la que están inmersos ambos sindicatos.


Si a todo lo explicado, añadimos que el modelo sindical que practican no ha sabido adaptarse a la realidad actual, ofreciendo otro tipo de prestaciones a sus afiliados- los dos sindicatos se han quedado en el pasado- el modelo sindical está obsoleto, sin visos de una reacción, de cambios. Los sindicatos son necesarios para la defensa de los trabajadores, deben modernizarse, cambiar, pero si los cambios son los que se están viendo, la UGT y CCOO no van a salir del pozo donde se encuentran. Sería una pena por todos los que han hecho grande a estos dos sindicatos. No se puede perder el patrimonio sindical y que otros sindicatos se beneficien del trabajo histórico que han realizado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH