Cifuentes renuncia al máster y reitera que no se plantea dimitir

|

Cristina cifuentes 06042018


La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha escrito una carta al rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, en la que entre otras cuestiones le ha adelantado su pretensión de renunciar al Máster en Derecho Autonómico que cursó en 2011-2012 y en la que pide disculpas si alguien se ha sentido ofendido por las "condiciones flexibles" que le permitió la Universidad para cursarlo.


Así ha hecho después de que Ramos adelantara la semana pasada que se habían encontrado "irregularidades" en la impartición de este título desarrollado en el Instituto de Derecho Público. 


Tras conocerse el contenido de la carta, Cifuentes ha reiterado que no se plantea dimitir por la polémica de su máster porque considera que no ha cometido "irregularidades", y asegura que tiene el apoyo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.


En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Cifuentes ha sostenido que cree que no hay razones "objetivas" para su dimisión porque está cumpliendo con el acuerdo de investidura que tiene con Ciudadanos y porque no está siendo "investigada, lo que antes se llamaba imputada".


La presidenta madrileña ha recordado que sobre la mesa hay una moción de censura, propuesta por el PSOE, "un mecanismo parlamentario perfectamente legítimo", y que si la formación naranja decide finalmente apoyarla tendrán que ser ellos los que den explicaciones de por qué en la región acaba gobernando "la izquierda".


CARTA


En la misiva, fechada este mismo martes, la presidenta madrileña le recuerda al rector que posee el correspondiente título así como todos los certificados acreditativos del pago de tasas y de las calificaciones en cada una de las distintas materias "sellados y compulsados por la Universidad".


Unos documentos que acreditan, según indica, que ella no ha cometido "ninguna ilegalidad" así como que ha cumplido "los requisitos que la Universidad" le puso para conseguir dicho título. No obstante, reconoce que, tal como se desprende de la información reservada abierta por el centro, la obtención del título "se vio afectada, al parecer, por diversas irregularidades administrativas", totalmente ajenas a ella pero que "han dado lugar a su cuestionamiento".


DESCONOCE EL ORIGEN DEL ACTA


En el ámbito de esas presuntas irregularidades, Cifuentes destaca el acta del Trabajo Fin de Máster (TFM) que le fue remitida directamente por la secretaría del rector el pasado 21 de marzo a las 17.36 horas procediéndose por su parte un cuarto de hora después a dar instrucciones de abrir una información reservada al existir dudas sobre su contenido.


Todo ello, no puede más que "sorprender" a la presidenta porque dicha acta no había sido solicitada por ella. No obstante, incide, procedieron a su distribución a los medios en base a que confiaba plenamente en que la documentación era veraz, dada la fiabilidad que tenía para ella el remitente.


Cifuentes hace hincapié en que "desconoce por completo el origen y contenido" tanto de ese documento como el referido a las consolidaciones de asignaturas de varios alumnos, que también ha sido puesto en tela de juicio".


La también presidenta del PP de Madrid ha insistido en el documento en que es "la primera interesada en esclarecer cualquier anomalía que haya podido existir en el proceso de obtención del mismo" que, reitera, es "completamente" ajeno a ella, que siempre ha cumplido la legalidad y se ha atenido a las indicaciones de la Universidad. De hecho, ha solicitado "la práctica de diversas diligencias en la querella criminal que ha interpuesto en el juzgado".


En este sentido, ha manifestado que tiene "plena confianza en que la Justicia esclarecerá la totalidad de los aspectos relacionados con los procedimientos académicos y administrativos que siguen en la URJC para realizar los cursos de posgrado". Además, ha señalado que espera que ésta determine las responsabilidades ante una "preocupante" vulneración de la ley de protección de datos, "que no solo ha podido facilitar el acceso y la divulgación de datos personales, sino también su manipulación".


OBLIGACIONES QUE LE IMPEDÍAN SEGUIRLO


En este punto, la dirigente autonómica ha recordado que se incorporó al máster movida "únicamente por el deseo de profundizar en el conocimiento de una materia de gran interés personal" y porque inicialmente se encontraba en condiciones de cursarlo con plena dedicación, una circunstancia que se vio alterada por su nombramiento como delegada del Gobierno.


Pudo continuar, tal y como desgrana, al facilitar la Universidad que prosiguiera los estudios en "unas condiciones flexibles "para una persona que a partir de determinado momento tenía obligaciones que le impedían seguir el mismo régimen académico que el resto de alumnos.


Cifuentes reconoce que hay personas que consideran que los requisitos establecidos "no fueron suficientes" así como que hay otras que piensan que su esfuerzo no fue equiparable. "Yo eso no lo puedo saber ni comparar, solo digo que los requisitos que se fijaron yo los cumplí", ha sostenido.


En todo caso, ella considera que la modalidad y requisitos que le ofrecieron no cree que hayan sido "ni mejores ni peores que los que se hayan puesto a otras personas" en sus mismas circunstancias. Asimismo, manifiesta que si la URJC no le hubiera planteado esta posibilidad sencillamente no habría cursado el máster.


"No consideré entonces que las condiciones establecidas por la Universidad para realizar el máster, a pesar de mis dificultades personales, pudieran ser consideradas por alguien como un agravio. Ni que se pudieran sentir perjudicados aquellos alumnos cuyas condiciones personales les permitían seguir estrictamente el régimen académico ordinario, lo que no ocurría en mi caso. 


Cifuentes no dimite


Tampoco consideré que podía haber motivo de agravio para nadie, puesto que la posesión de este máster no me ha reportado beneficio ni ventaja profesional de ningún tipo", explica en la carta.

Además, a renglón seguido, recuerda que ese máster no le ha otorgado ninguna titulación de la que no estuviera ya en posesión porque su Licenciatura en Derecho ya se correspondía con el nivel del máster en el marco español de cualificaciones para la Educación Superior y porque 

cuando se matriculó en el año 2011 ya contaba con un Máster en Administración Pública.


"SI ME EQUIVOQUÉ, PIDO DISCULPAS"


Aun así, Cifuentes, "a la vista de lo que está ocurriendo", si se equivocó y en aquel momento debió rechazar las facilidades que le ofreció la Universidad pide disculpas "a cualquiera que haya podido sentirse agraviado". Y es que, en ningún momento pretendió sacar ventaja, ni pretende sacar en el presente ni en el futuro.


Por ello, comunica "formalmente" al rector su decisión de renunciar a la utilización del título expedido por la Universidad, "solicitando que dicha renuncia sea considerada con carácter inmediato, a los efectos oportunos". "Quiero en todo caso reiterar que siempre he actuado conforme a la legalidad y dentro del margen académico establecido en mi caso por la URJC", ha deslizado.


RECTOR


El rector ha advertido de que en el caso de que una sentencia declarara que había habido falsedad documental se procedería a retirar el título.


Ramos dice que el proceso para retirar el título de máster a Cifuentes, "no puede iniciarse hasta que se pronuncien los órganos judiciales" y asegura que "de confirmarse el delito de falsedad documental" solicitará al Ministerio de Educación que la titulación sea revocada. "No tengan ninguna duda", asegura.


En una tribuna publicada en El País, el rector reconoce que esta es "la peor situación vivida" en la URJC y señala que si bien "se han cometido errores en estos días, se han tomado todas las decisiones posibles que estaban en la mano del equipo de Gobierno de la Universidad".


"Y es posible que en el proceso de llegar hasta donde sea necesario, se detecten o se conozcan nuevas irregularidades o incidencias y, ante ello, ya ha quedado suficientemente claro que no vamos a desistir en nuestro empeño de erradicarlas", señala en el texto difundido.


Para Ramos, "son muchos los que han aprovechado esta circunstancia en beneficio de sus propios intereses y batallas, y en contra de la propia Universidad" olvidando que se trata de un centro educativo "y no una arena política donde dirimir sus diferencias".


"Como Universidad y desde nuestras capacidades y recursos, durante las últimas semanas, hemos actuado con eficiencia, rigurosidad y energía para erradicar irregularidades que nunca deberían haber pasado en un centro educativo, y por las que, en nombre de la URJC, pedimos disculpas a la comunidad educativa y a la sociedad, en general", dice su escrito.


Ramos destaca no obstante que "todos esos acontecimientos fueron originados con anterioridad al actual equipo de Gobierno", que él encabeza y "que apenas ha cumplido un año en sus funciones".


"Para nosotros, lo sucedido queda encauzado por las soluciones planteadas: Traslado a la fiscalía de todas las irregularidades detectadas, intervención del Instituto afectado por los casos detectados, apertura de expedientes disciplinarios a las personas implicadas e inicio de auditorías contables y académicas en todos los institutos y centros propios de la Universidad", expone.


Apunta así que "adoptadas las medidas necesarias y establecido el marco de actuación ante irregularidades" se inicia en la URJC "una nueva etapa" en la que la Universidad "va a volver a trabajar en la senda" marcada antes del escándalo, "una clara vocación internacional, la captación de talento y una oferta educativa adaptada a las necesidades de la sociedad actual".


"A partir de ahora, y de hecho ya lo estamos haciendo, vamos a tomar todas aquellas decisiones necesarias no solo para garantizar que las malas praxis detectadas no se vuelvan a producir, sino también para actuar de manera contundente y de la mano de la justicia contra todos aquellos responsables de este desprestigio", añade.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH