BBVA prevé reducir un 20% la red de oficinas y la plantilla en Catalunya tras integrar CX

|

BBVA prevé reducir un 20% la red de oficinas y la plantilla en Catalunya tras integrar CX

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, ha anticipado que la entidad cerrará 285 oficinas hasta 2017 de la red de Catalunya, lo que supone un 20%, el mismo porcentaje en que prevé ajustar la plantilla en la región -lo que equivale a unas 1.755 personas-, como consecuencia de la integración de CatalunyaCaixa. 

En la rueda de prensa para presentar los resultados correspondientes al primer trimestre del año, Cano ha asegurado que la entidad no tiene "ningún tipo de prisa" sobre la decisión de mantener o no la marca comercial de CX, puesto que tiene una presencia relevancia en Catalunya; en cualquier caso, ha indicado que la decisión sobre la marca se tomará en año y medio o dos años.

El ajuste en Catalunya se aplicará a sucursales y personal tanto de BBVA como de CatalunyaCaixa, que actualmente suman una red de 1.367 oficinas (639 de BBVA y 728 de CX) y 8.777 empleados (4.391 en BBVA y 4.386 en CX) en la comunidad autónoma, según han explicado fuentes de la entidad financiera.

BBVA estima un coste de unos 450 millones de euros de la reestructuración de oficinas y plantilla en Catalunya, de los que se cargarán unos 200 millones contra la cuenta de resultados en los próximos tres años, con 50 millones adicionales en los últimos trimestres de este ejercicio.

El director de Finanzas y Estrategia de BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, ha explicado que la contribución de CX en el beneficio atribuido del grupo será nula este año, al igual que su impacto en el margen neto; sin embargo, contribuirá en 200 millones en el margen de intereses.

La entidad prevé que la contribución al beneficio ascienda a unos 300 millones a partir de 2018, una vez que se "regularice" dicha aportación y quede integrada la antigua caja catalana, con las sinergias previstas.

APORTACIÓN DEL NEGOCIO EN ESPAÑA

En cuanto al negocio de la unidad en España, el consejero delegado de BBVA ha concretado que la entidad obtuvo un beneficio de 194 millones hasta marzo, incluyendo la actividad inmobiliaria, lo que supone un crecimiento del 39% respecto al mismo periodo de 2014.

Así pues, la contribución del negocio de España ha pasado de aportar algo menos del 4% el pasado ejercicio a algo más del 16% a marzo, una estimación que excluye las actividades corporativas.

Cano ha adelantado que esta aportación del 16% de la unidad española se mantendrá durante el resto de 2015, para después alcanzar el entorno del 26% en dos años.

Aún así, ha admitido que será "difícil" que España llegue a aportar más que México (43,5%) en los próximos dos años.

El 'número dos' del BBVA ha precisado que el negocio inmobiliario en España perdió 154 millones hasta marzo, lo que supone reducir los 'números rojos' un 37%.

Además, Cano ha estimado que esta unidad perderá "mucho menos" al cierre de este ejercicio, unas pérdidas que serán "muy limitadas" en 2016 y que ya no se registrarán en 2017.

Por su parte, el director financiero del BBVA ha estimado además que la rentabilidad del BBVA aspira a un nivel de "doble dígito" en unos tres ejercicios, una vez que se regularicen los tipos de interés; en concreto, ha anticipado una rentabilidad sobre recursos propios tangibles (ROTE) del 15% en tres años.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH