¿Es económico el actual contrato de basuras para los ciudadanos de Viladecans?

|

Nuevo Edificio Brigada Municipal

Purificación González.-  El presupuesto del contrato de basuras cuando salió a licitación ascendía a un máximo de 62.400.000 euros IVA incluido. Y en él se incluía una concesión de máximo 12 años a 5.200.000 euros por año en concepto de recogida y de 25 cuotas anuales de 300.000 euros en concepto de amortización del nuevo edificio de la Brigada Municipal, que a toda costa quería construir el Ayuntamiento. Seguro que los ciudadanos de Viladecans se siguen preguntando a quién se le adjudicó semejante bicoca: un contrato de 8 años prorrogable por 4 años más a través de prorrogas de dos años cada una.

En el pleno de 23 de diciembre de 2010 ya se contemplaba que el servicio de basuras no se empezaría a prestar hasta el 1 de octubre de 2011, cuando vencía el anterior. En este pleno se obtuvo, como no, mayoría absoluta en la convocatoria del procedimiento abierto para la adjudicación de la gestión de este servicio público gracias a los favor de PSC-ICV-Euia y ERC. Aunque votó en contra CiU y se abstuvo el PP.

En aquella ocasión, la socialista Maria Salmerón defendió "que lo que se buscaba" -con este concurso ? "era agrupar todos los gastos en materia de limpieza de la ciudad, que se han ampliado para cubrir todas las necesidades actuales y mejorar el servicio de determinados barrios como el del Barrio antiguo, Mas Rates y Alba-Rosa".

Mientras que desde las filas del PP les advertían al gobierno local que "por todos es conocido como acabó el expediente de contratación de la última pica: en los juzgados".

Por su parte en CiU fueron más contundentes y afirmaron que con "un solo contrato se aprobarán dos cosas: la recogida de basura ? que tocaba hacerlo ahora- por 8 años con prorrogas de 2 años. Me parece mucho 8 años de adjudicación del servicio que con 4 años habría suficiente."

El gobierno local de Viladecans hace magia y en un mes encuentra financiación para sus obras

Aunque no acaba de entender el concejal del PP y con razón "¿por qué se tiene que mezclar con la contratación de la construcción de un nuevo equipamiento de la Brigada? Porque hace un mes aprobamos este proyecto y el Sr. Nicolás- concejal del gobierno local- nos informó que se haría cuando se encontrará una forma de instrumentalizarlo. Parece ser que en un mes ya se ha encontrado. El mismo contratista que se lleve el servicio de recogida de residuos hará el edificio".

Por lo que acabó por preguntándose con muy buen criterio en diciembre del 2010 "¿Por qué tiene que ser el mismo contratista?, ya que de esta manera se eliminan posibles ofertantes al exigir que sea una empresa con capacidad para hacer no solo la recogida de residuos sino también de construcción de un edificio. Si está segunda parte no hace falta, porque será el Ayuntamiento quién le dirá cuando la tienen que hacer, ¿qué necesidad hay de que se haga todo en el mismo contrato? Podrían ir por separado y la parte del edificio hacerla cuando haya dinero".

Y aunque la oposición insistía en saber por qué no se podía hacer por separado ambas cosas y más teniendo en cuenta que el edificio de la Brigada no se comenzaría a construir en ese momento, el caso es que la mayoría absoluta del equipo de gobierno se comió cualquier atisbo de posibilidad de que este contrato 2x1, fuera sacado a concurso por separado. Desde el Ayuntamiento se defendía que tenía que ir unido y unido se quedó.

La oposición protesta pero de nada sirve protestar ante las mayorías absolutas

Posteriormente el 27 de enero de 2011 en un nuevo pleno se aprobó definitivamente el pliego de clausulas de explotación de este importante contrato de 62.400.000 euros por 12 años. En el mismo se hizo constar la oposición del PP de Viladecans al mismo, aunque frente al mismo el Secretario General del Ayuntamiento afirmó entre otras cosas que "El grupo municipal del PP no ostenta legitimación activa para interponer el recurso, ya que, en la primera votación no se opusieron a ellos sino que se abstuvieron, por lo que se declara inadmisible la oposición de este grupo".

Cómo no podía ser de otra manera volvió a darse una mayoría absoluta aplastante de de 17 votos a favor de PSC, ICV-Euia y ERC y los votos en contra del PP y las abstenciones de CiU y el regidor no adscrito. Ratificándose así: el acuerdo de alcaldía sobre este contrato, declarando "inadmisible" el escrito del PP, aprobando definitivamente el pliego de clausulas de la explotación y declarando valida la litización. Algo que hizo que se prosiguiera con la adjudicación "inmediata", sí "inmediata", de los sobres de las proposiciones que se abriría al día siguiente de este pleno. Al día siguiente, ¡Oiga! Y todo a base de darse, mucha pero que mucha prisa. ¿Pero por qué? ¿A cuento de qué?

Por ello cuando le tocó el turno a la representante del PP está fue sumamente contundente dejando frases como: "nuestro grupo ve claramente que el pliego de clausulas de explotación del contrato está en contra de la ley de contratos del sector público" o "creemos que el Ayuntamiento de Viladecans no puede aprobar un pliego ilegal, porque perjudica los intereses generales y particulares del municipio" o "este contrato no es bueno para los ciudadanos en el tema económico". Y todo porque en la licitación de este nuevo contrato pack de 2x1, el edificio de la Brigada Municipal por arte de birlibirloque había subido de precio en un mes. Y de pasar a presupuestarse en 5.714.152,44 euros, por arte de magia en la operación de financiación propuesta por este contrato pasaba a costar finalmente, 7.500.000 euros en total. Un beneficio de 1.785.847,60 euros, más que jugoso para quién se adjudicara este contrato. ¿O no?

Y finalmente se destapó el pastel de la empresa ganadora

Unos meses después el 24 de marzo de 2011 fue cuando se aprobó el contrato de gestión de este servicio ¿a favor de quién? Pues sin a una vieja conocida de Viladecans, la empresa URBASER S.A.

Porque en la puntuación final consiguió con respeto a Fomento de Construcciones y Contratas 97,33 sobre 58,10. Y aquí paz y otra mayoría absoluta en el pleno municipal de conformidad con los votos a favor de la adjudicación de PSC e ICV, en contra del PP y la abstención de CiU y ERC.

Pero con derecho a la pataleta del PP que se volvió a reiterar en que este "procedimiento de licitación de este servicio se ha llevado a término de una forma poco habitual, incluso de legalidad cuestionable en diversos aspectos. Como que por ejemplo que los precios serán actualizados anualmente superado el primer año de contrato".

Además se afirmaba desde las filas populares "solo se han podido presentar ofertas en un plazo de 15 días naturales, un plazo muy corto para un contrato de cuantía tan elevada". Sintiéndose sorprendidos porque "el proyecto definitivo se otorgue a la misma empresa que venía haciendo el servicio actualmente, URBASER. Algo que suscita una enorme desventaja para el resto de empresas licitadoras que solo han tenido 15 días para presentar sus propuestas. " .

Y en su intervención además el PP acusó al equipo de gobierno de "poca voluntad de transparencia".

Pero todavía hay más...

Porque si no había sido suficiente con pagar a 25 años un edificio de Brigada a precio de "oro", muy por encima del coste de construcción de la zona. Como tampoco lo habíasido otorgar un contrato 2x1 que aumentaba la presencia y la deuda de Viladecans con URBASER en el municipio.

En el pleno del 9 de diciembre del 2014 el ayuntamiento aprobó los "gastos extraordinarios por desplazamiento de 3 vehículos a motor que funcionan con gas, del servicio de recogida de basuras, por su desplazamiento de repostaje a El Prat", por un total de 39.049,02 euros.

Facturas que se aprobaron con cargo a las arcas públicas municipales a pesar de sus llamativos "importes de igual cuantía en el tiempo" y con saltos de correlación "singulares".

Un repostaje de estos vehículos que utiliza URBASER SA que volvió a pagarse y aprobarse también el pasado 2 de febrero de 2015 por un importe está vez de 4.338,78 euros.

Las cuentas de Viladecans con URBASER S.A

En fin, que si sacamos la calculadora, a día de hoy, a URBASER los números en Viladecans le salen más que redondos. Porque a cuenta de financiar dos obras en el municipio y dar el servicio de limpieza acabará recibiendo de las arcas municipales la nada despreciable cifra de 110.390.694,70 euros. ¡Más de 110 millones de euros!

Porque de la construcción del mega complejo de la Torre Roja se llevará: 40.490.694,66 euros, del contrato de basuras: 62.400.000 euros y de la construcción del edificio de la Brigada Municipal: 7.500.000 euros.

Sin contar los extras de pago de gasolina de vehículos que nos vienen saliendo hasta ahora a 43.387,80 euros la broma. De momento.

En fin, que a los ciudadanos de Viladecans les ha quedado el bolsillo con un buen agujero de deuda a pagar a URBASER en cómodos plazos a 25 años. Un gran negocio, ¡vamos!.. ¿Pero para quién?..

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH