Monedero está "casi seguro" que no aceptará ser diputado y pide que Podemos "recupere el frescor del 15M"

|

Monedero está "casi seguro" que no aceptará ser diputado y pide que Podemos "recupere el frescor del 15M"

El dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero ha reconocido que esta formación vive en la "tensión vertiginosa" de no dejar de pisar la calle y, al mismo tiempo, formar un aparato político que sea capaz de hacer frente a las citas electorales. "Tenemos que ser capaces de recuperar el frescor del 15M", ha dicho en referencia al movimiento ciudadano y antes de reconocer que estaba "casi seguro" de que no aceptaría ser diputado.

Monedero se ha mostrado profundamente descontento con la política y con los medios de comunicación por los ataques sin precedentes -"he sido masacrado", ha dicho- que ha recibido "desde los aparatos del Estado". Por este motivo, ha asegurado que, como "persona que no se quiere dedicar a la política con cargos", lleva tiempo "reflexionando" sobre su papel en Podemos, una formación que, según él, tiene que apoyarse en los "círculos" como exponentes del debate en el que "todo el mundo se sentía útil".

De hecho, ha llego a decir que él "no es un hombre de aparato" y ha añadido que está "casi seguro" de que tampoco será diputado después de las próximas elecciones generales. "Yo tengo que estar en la calle, dando charlas, escribiendo, recorriendo el país. Estoy dándole muchas vueltas. Luego que nadie se asuste", ha señalado para defender que quiere "encontrar el lugar donde sea más útil" desde el punto de partida de que la "ciudadanía tiene que impugnar al propio aparato" de Podemos.

El 'número tres' de Podemos se ha pronunciado de esta forma durante la presentación del libro 'Conversación con Juan Carlos Monedero' (editorial Turpial), un acto celebrado en la Fundación Diario de Madrid en la que ha hecho constantes alusiones a la necesidad de mantener estructuras de participación al margen del partido. "No tenemos tiempo para pensar sino para estar en esa vorágine electoral que enfría la alegría de Podemos", se ha quejado.

"La gente nos dice 'no nos falléis", ha señalado en otro momento, antes de preguntarse: "¿Os creéis que va a venir Podemos a resolver los problemas de España?". A lo que ha respondido: "Eso es imposible". Según él, la misión de este partido es "devolver a la gente la necesidad de hacer política". En este sentido, ha apuntado que su tarea ahora es armar un programa electoral "sin mentir" y cuya idea base es la "colaboración entre todos" para "reinventar la economía después de un golpe terrible".

EL INTELECTUAL Y VENEZUELA

Monedero ha reconocido que se ve a sí mismo más próximo al papel que desempeña el intelectual. En este sentido, ha reivindicado la función del "verso suelto" dentro de los partidos y ha reconocido que ha discutido reiteradamente con Pablo Iglesias -"Pablito" lo ha llamado en un descuido- por la insistencia de éste para que fuese candidato, algo que rechaza porque piensa que hay gente más capacitada para ello. Como ejemplo ha hablado de José Manuel López, el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, "el mejor político de España" pero que tiene el problema de que no es conocido.

Con continuas alusiones a Gramsci, Maquiavelo o Juan Goytisolo, el dirigente de Podemos ha reivindicado el papel que juega en la sociedad el intelectual. "Soy militante pero nunca simpatizante", ha bromeado antes de reconocer que el intelectual entra en "contradicción" cuando pasa de la oposición al gobierno. "En el gobierno es más difícil porque tienes que ceder", ha advertido.

En el turno de preguntas ha sido cuestionado por la posición de Podemos sobre Venezuela. El autor del libro, Ramón Lobo, ha comentado que Monedero estuvo "castigado" durante dos años por el Gobierno de Hugo Chávez. "Siempre hemos sido muy críticos, profundamente críticos, durísimos con Venezuela", ha sostenido el dirigente de Podemos que ha reivindicado que, de poder, le gustaría más bien exportar a los países de América Latina cosas como la sanidad o la educación públicas.

Monedero ha explicado que "decidió que tenía que irse" de Venezuela cuando entendió que su tarea allí "ya no era útil". "He estado más años en Alemania que en Venezuela. En mi tesis doctoral hago una crítica muy fuerte del estalinismo, son 700 páginas sobre los errores de la izquierda", ha añadido para insistir que su "fracaso" en este país fue no convencer de la necesidad de crear estructuras estatales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH