¿Qué hay de lo mío?

Andrés Madrid

Cientos, miles de españoles han aceptado con resignación ser pasaportados a las listas del paro aunque sin entender muy bien lo que pasaba y llevando en su pensamiento la frase de Almodovar: ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

Cientos, miles de españoles han aceptado con resignación ser pasaportados a las listas del paro aunque sin entender muy bien lo que pasaba y llevando en su pensamiento la frase de Almodovar: ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

En la orilla contraria, asistimos al vergonzoso espectáculo de los dedicados al negocio de la política, causantes muchos de cuanto nos ocurre, haciendo crujir los teléfonos y saturando los correos electrónicos al grito desesperado de ¿qué hay de lo mío?

Las listas electorales se están llenando de paracaidistas que caen de los cielos como candidatos en lugares donde no fueron nunca ni a tomar una caña. "Encasillados", que se decía en los tiempos de Cánovas, censados a la carrera en pueblos y ciudades para salvar el culo.

Sienten el terror de tener que ganarse la vida sin recibir el maná del carguito y los dineros de todos repartidos a troche y moche; nunca lo hicieron; no sabrían gestionar ni una mercería pequeña; desconocen el precio de vivir libre que, por cierto, sale por un pico. Contemplan el futuro con la esperanza de que un dedo mágico les libre de tener que trabajar.

Unos aparecerán en las listas, otros ejercerán ese oficio extraño y misterioso que consiste en asesorar al elegido; asesores de la nada, consejeros del vacío, ladillas enganchadas al presupuesto.

Hace mucho, muchísimo tiempo, en un partido en el que militaba; tiempos románticos; se colocaba en una lista a un candidato sin mérito personal alguno. Pregunté las razones y la respuesta fue: "Se ha comprado un chalet y si se queda fuera no podrá pagarlo". Aquel día rompí el carnet.

Bajo el ruido de las declaraciones y las consignas se oye estos días un rumor estruendoso: ¿Qué hay de lo mío?

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH