Vuelven a absolver a la excúpula de Urbanismo al revisarse la sentencia del hotel

|

Millet y Montull

La Audiencia de Barcelona ha vuelto a absolver a la excúpula de Urbanismo del Ayuntamiento de la capital catalana por el caso del hotel del Palau de la Música, después de que el Tribunal Supremo (TS) le obligase a rehacer la sentencia al considerar que no había valorado de forma adecuada toda la documentación de la causa.

En el fallo recogido por Europa Press, la Sección Quinta de la Audiencia absuelve al exconcejal de Urbanismo Ramón García-Bragado, al exgerente de este área Ramón Massaguer, al entonces responsable de los servicios jurídicos municipales Enric Lambies y al arquitecto del proyecto que nunca vio la luz, Carlos Díaz.

Igual que hizo en el primer fallo, ha condenado al expresidente del Palau de la Música, Fèlix Millet, y al que era su mano derecha, Jordi Montull, a un año de cárcel por un delito de tráfico de influencia y por otro ofrecimiento de realizar tráfico de influencias en este caso, que es una ramificación de la gran causa del expolio del Palau, que todavía está pendiente de juicio.

El Supremo anuló la sentencia al considerar que la Audiencia no había valorado las pruebas de forma adecuada, que había cometido un "error patente" al no tener en cuenta la titularidad de las fincas que iban a destinarse a la construcción, y que tendría que haber explicado por qué decidió dar más credibilidad a las declaraciones de los testigos en el juicio que a los documentos de la causa.

Concluyó el Alto Tribunal que la Audiencia cometió dos omisiones graves: no valorar la tramitación del Plan de Mejora Urbana (PMU) en el que estaba incluido el hotel de lujo y no pronunciarse sobre la acusación del fiscal respecto a la existencia de un acuerdo previo entre los acusados para que la firma de los convenios se hiciese sin publicidad.

En su nueva sentencia, tras volver a revisar toda la documentación, la Audiencia vuelve a concluir que "no resulta suficientemente acreditado" que la excúpula de Urbanismo se hubiera concertado con Millet y Montull para facilitarles la operación especulativa que pretendían llevar a cabo.

"HÁBILMENTE OCULTADO"

La operación consistía en la compra de unas fincas próximas al Palau que resultarían ravalorizadas por el cambio de asignación de uso de equipamiento a residencial -obligatorio para poder construir el hotel- y, una vez revalorizadas, venderlas a un tercero lo que, según el tribunal, fue "hábilmente ocultado en todo momento" por Millet y Montull al resto de acusados.

Los dos responsables del Palau tenían en mente impulsar el hotel para cubrir las necesidades de la institución musical pero "en realidad actuaron movidos por el ánimo de obtener un importante beneficio económico a través de una operación especulativa inmobiliaria", según la Audiencia.

Por otra parte, la Audiencia ha remitido al juzgado de instrucción la declaración como testigo en juicio del propietario de Olivia Hotels y promotor de la obra, Manuel Valderrama, por un presunto delito de falso testimonio porque negó haber entregado a Millet y Montull 895.000 euros "a pesar de haberse acreditado dicha entrega".

En el juicio, celebrado a principios de 2014, el fiscal había pedido diez años y dos meses de cárcel para Millet y Montull, y cuatro años y siete meses de prisión para García-Bragado, Massaguer, Lambies y Díez.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH