El Ayuntamiento de Viladecans le ha cogido gusto a construir jugando al despiste con el coste final de las obras que aprueba y a quien se las adjudica

|

Nuevo Edificio Brigada Municipal

Purificación González.- El 28 de julio del 2008 en la junta de gobierno local se aprobó "la autorización de la redacción del proyecto de las obras de construcción del parque central de Viladecans", a una vieja conocida por nuestros lectores, URBASER SA por un valor aproximado de ejecución de obras de 3.963.704,36 euros. Empresa a la que unos meses antes, el 26 de febrero de 2008 se le había concedido por concurso público una concesión administrativa de recogida de basuras y limpieza pública por un precio anual de 3.782.861,09 euros incluido el IVA. Vamos que 2008 fue un año redondo para URBASER S.A en Viladecans, le caían contratos como caramelos a los niños en la cabalgata de reyes.

En la cláusula 12 de las precripciones técnicas de este pleno del 28 de julio del 2008 se habla de la necesidad de un Parque Central de Maquinaria de 750 m2, que se construirá en terrenos municipales y que se podrá financiar hasta en 25 años. Aunque lo que se le estaba encargando a URBASER en realidad era el nuevo edificio de la brigada municipal, cambiándolo de ubicación de una zona cercana al Hospital para llevarlo a la zona insdustrial con un plan B de reconvertir la vieja instalación en un edificio de pisos al lado mismo de un colegio público. ¿A qué les suena?

Un par de años después en el pleno del 30 de noviembre de 2010 se pudo conocer que la ubicación final de esta obra de 750 m2 sería en la parcela "PE4 del Parque de Negocios de Viladecans de titularidad pública". Y que URBASER SA presentó el proyecto de construcción, el 15 de noviembre de 2010 para este equipamiento que ya se dice que será "un equipamiento polivalente de servicios municipales" que ya ha subido de precio dos años después de los 3.963.704,36 euros aproximados iniciales a 5.714.152,44 euros de presupuesto total de ejecución de contrato (PEC). nada más y nada menos que 1.750.448,10 euros más en dos años, ¡oiga!. Y este presupuesto se aprobó por mayoría absoluta con los votos a favor de PSC y ICV- EUiA, 9 abstenciones de CiU, PP, ERC y el regidor adscrito. Y ninguno en contra. Sí, han leído bien. ¡Ningún voto en contra!

En dicho pleno de noviembre del 2010 el regidor socialista Nicolás Arocas afirmó que era un proyecto "de un edificio donde ubicar todos los servicios municipales de vía pública" -desde la brigada municipal hasta las empresas exteriores que trabajan para el Ayuntamiento-. Y que ahora solo se trata de aprobar el proyecto y "cuando se tenga financiación se comenzaría la construcción". También afirmó en el mismo algo que les resultará conocido como que "es mejor tener el proyecto aprobado porque da la oportunidad de poder hacerlo en el momento en que se tenga financiación. Porque es más fácil calcular el aumento de costes sobre un proyecto ya hecho que no hacerlo sobre uno nuevo". Para el concejal socialista en 2010 resultaba "anacrónico tener un edificio de la Brigada en el centro geográfico urbano de Viladecans, porque los servicios municiales de mantenimiento de cualquier ciudad están en polígonos industriales. Hace falta tener las cosas preparadas para cuando llegue la ocasión y no lo contrario".

El concejal Massana de ICV-EUiA justificó el voto de su formación porque "aunque en estos momentos no es prioritario y se tardará unos años en poder hacerlo efectivo, el proyecto está muy bien y ya se discutirá como se financia cuando sea el momento de construcción".

En aquellos tiempos la oposición, que a la hora de votar no votó ninguno en contra, llegó a poner el dedo en un tema crucial sobre la construcción de este edificio para la Brigada Municipal y es que en el "espacio de la sede actual de la Brigada Municipal se había aprobado una modificación urbanística para construir viviendas". También se habló de que "resultaba difícil de explicar a la ciudadanía la aprobación de un proyecto de construcción de un edificio de equipamientos polivalente de servicios municipales dada que la inversión es muy grande y sin fecha de ejecución. Para que en 2011 les convenga decir que está a punto". ¿Por qué tanta prisa?

También pusieron de relieve que en "este año que es financieramente el peor para el Ayuntamiento no se tendrían que hacer este tipo de gasto", preguntándose también "porque considera el equipo de gobierno que es más económico hacer el proyecto ahora y dentro de 5 o 6 años actualizarlo que hacer uno nuevo y no esperar y hacerlo cuando haga falta. El Ayuntamiento no dispone de 5.000.000 euros para hacer la obra, ni del dinero que ha costado hacer el proyecto, no tendrían que sacar este dinero de otras áreas".

El concejal Nicolás Arocas entonces no pudo contenerse y llegó a afirmar que "mal iría y muy mal lo tiene que hacer el futuro gobierno de la Generalitat y el de España para que en 10 años no seamos capaces de remontar la actual situación económica". Permitiéndose hasta la presidencia la broma de que "el local de la Brigada municipal estaba vinculado a la estrategia económica mundial. Y ojalá que se tenga que salir pronto del actual local de la Brigada, porque querría decir que hay financiación para que alguien pueda construir donde se encuentra la Brigada, y entonces el proyecto ya se tendrá hecho y aprobado". ¡Casi nada oiga!

Posteriormente, un mes después, el 23 de diciembre de 2010 y en el punto 7 del pleno municipal se incoaba un expediente para la contratación de gestión de los servicios públicos de recogida de residuos- basuras- y de limpieza de calles mediante concesión. El mismo Ayuntamiento propuso que dado que el contrato anterior finalizaba casi nueve meses después- el 30 de septiembre de 2011- no haría uso de prorrogarlo dos años más, puesto que era necesario "ejecutar las obras de construcción del edificio de servicios lo antes posible- ese que no corría prisa un mes antes". ¿Por qué? "Porque sus gastos tienen que ser cubiertos como gastos de primer establecimiento del nuevo contrato de gestión de servicios públicos, por lo que tiene que sacar de nuevo la licitación de este servicios".

Es decir, que en noviembre de 2010 se decía que el nuevo edificio polivalente de la Brigada se construiría "cuando hubiera financiación y se pudiera" y un mes después se deja "de prorrogar el servicio de recogida de basura y limpieza de calles de Viladecans" porque estas obras se tienen que hacer "lo antes posible". ¿En qué quedamos equipo de Gobierno? ¿Siempre hubo prisa o se genera la prisa por alguna razón que solo conoce el consistorio que gobierna?

El caso es que se sacó a concurso la concesión de recogida de basuras y limpieza de calles por un módico precio de 62.400.000 euros IVA incluido con 12 años máximo de duración, en una concesión de 5.200.000 euros al año en concepto de recogida de residuos (basuras) y de 25 cuotas anuales de 300.000 euros en concepto de amortización del edificio de servicios (nuevo edificio de la Brigada a costa de 7.500.000 euros en total) de los 5.714.152,44 euros presupuestados un mes antes. Quedando por arte de magia en la operación que se proponía, un beneficio más a la empresa que consiguiera esta concesión de 1.785.847,60 euros. Porque como todo el mundo sabe, a los ciudadanos de Viladecans, menos ellos que lo ignoran, les sobra el dinero para malgastarlo a 25 años. ¿O no?

Y llegados a este punto, queridos lectores, ¿no les pica la curiosidad por saber a quién se le concedió el nuevo servicio de recogida de basuras y limpieza de calles de Viladecans?

Seguiremos informando... en el próximo capítulo? porque hay más?..

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH