Será "casi imposible" limpiar el 100 por 100 de la mancha del fuel del Oleg Nadeynov

|

Será "casi imposible" limpiar el 100 por 100 de la mancha del fuel del Oleg Nadeynov

Extraer el 100 por 100 de la mancha de fuel procedente del barco pesquero ruso 'Oleg Nadeynov', naufragado la semana pasada al suroeste de Gran Canaria, será "casi imposible", según ha explicado el ingeniero naval del Grupo de Medio Ambiente del Colegio de Ingenieros Navales, Rafael Gutiérrez Fraile.

En este sentido, ha explicado que una vez que el fuel ha salido y se ha extendido tanto y tan rápidamente "es casi imposible", por mucho que pueda y deba hacer el Ministerio de Fomento.

"Aunque digan que van a hacer lo que puedan, no creo que se pueda hacer gran cosa", ha lamentado el ingeniero, que ha añadido que "el daño ya está hecho".

En todo caso, ha dicho que los efectos sobre la biodiversidad marina son "bastante malos a corto plazo" pero estima que a largo plazo ese petróleo será absorbido y cree que debe de tratarse de un tipo de combustible ligero dada la rapidez con que ha salido del barco una vez que este se hundió.

Además, ha comparado la cantidad de fuel, unas 1.400 toneladas, con la cantidad de hidrocarburo pesado que transportaba el petrolero Prestige, con casi 80.000 toneladas.

El ingeniero estima que el hecho de que el vertido se haya producido en mar abierto dificulta su recogida pero, al mismo tiempo, facilita su absorción o eliminación natural.

Respecto al procedimiento que siguen los barcos que se dedican a limpiar el fuel, ha explicado que se trata de embarcaciones que avanzan "muy despacio" y que barren un ancho de unos 30 metros.

Por ello, cree que las recogidas funcionan con manchas "de tamaños manejables", mientras que la del pesquero ruso se extiende por 70 kilómetros. De este modo, ha confiado "en la naturaleza, que lo procesará y digerirá igual que otras agresiones del hombre", porque una vez que se produce un vertido por accidente es "difícil de controlar".

En comparación, ha apuntado que el petróleo que llevaba el Prestige era "más persistente" y se concentró mucho, lo que facilitó la recogida de lo que llegó a la costa. Respecto al fuel en el mar, ha recordado que se envió a la zona un submarino que recogió "una parte".

A nivel técnico, ha detallado que estos barcos llevan una especie de barreras o brazos flotantes que tratan de recoger el petróleo que está flotando en la superficie en una capa "muy delgada", de unas milésimas de milímetro.

"Es una capa finísima, por eso se ha extendido tanto", ha añadido Gutiérrez Fraile, que ha indicado que estos barcos aspiran el fuel con algún sistema mecánico, tratando de que eso se empape unas esponjas mecánicas o bien separarlo del agua con una especie de centrifugado, quedándose el fuel en un depósito y devolviendo el agua al mar.

Dado el procedimiento, ha dicho que el barco avanza despacio y que estas tareas de limpieza no se pueden acometer si hay oleaje o mala meteorología, lo que obliga a hacer varias pasadas.

CAPTURA DE UN 10% DE FUEL

"Yo veo imposible recoger las 1.400 toneladas, ni siquiera el 10 o el 20 por ciento. Si ya está en el mar, y mar abierto no va a ser posible recoger mucho más, por muchos barcos que lleven porque, además no existen procedimientos para hacerlo en alta mar", ha manifestado.

En este sentido, ha denunciado que al mar se le echan cada día más litros de aceites procedentes de tierra, de usos domésticos y ha recordado que se han producido accidentes peores y más dañinos más cercanos de poblaciones.

En todo caso, cree que las autoridades no pueden permitirse en fechas electorales una situación como la del Prestige, pero ha subrayado en que es "inútil" tratar de recoger el petróleo que ya ha salido. "Pueden llevar, si quieren 40 barcos y entre todos no podrán recoger más de 100 toneladas", ha comentado.

Respecto a la decisión de llevar el barco a alta mar, cree que es "muy fácil cuestionar a toro pasado" pero cree que las cosas "no han salido tan mal en esta ocasión".

El ingeniero naval ha citado casos de hundimientos como el barco Castor, el Mar Egeo, el Heaven o el Prestige, casos en los que se tomaron distintas opciones con diferente resultado.

En cuanto al futuro del Oleg Nadeynov, cree que "nunca se intentará recuperar" ya que la nave está a 2.400 metros de profundidad y a esa distancia no se ha intentado nunca. Debido a que a esa profundidad hay poco oxígeno, cree que el barco tendrá poca o lenta degradación, por lo que vaticina que el pesquero "podrá estar así durante decenios".

Finalmente, opina que si el barco está limpio -y ya había ardido en parte, quemando todo lo que no era metal- no hace un "daño excesivo" e incluso puede servir como arrecife para la pesca. "La solución más sensata es dejarlo ahí", ha apostillado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH