El Parlament tramita una ley para modificar la tasa turística pese al rechazo de CiU

|

El Parlament tramita una ley para modificar la tasa turística pese al rechazo de CiU

El Parlament ha admitido a trámite este miércoles una proposición de ley de ICV-EUiA para modificar la tasa turística que implementó el Govern en 2012 y que en 2014 supuso para las arcas catalanas una recaudación de más de 40 millones de euros.

A su vez, la Cámara catalana ha rechazado una iniciativa del PSC que también aspiraba a modificar la tasa turística para que Barcelona recaudara el cien por cien del impuesto que se paga en la capital catalana.

CiU tenía previsto, por un lado, tumbar la admisión a trámite de ley de ICV-EUiA sumando sus votos con los del PP y, por el otro, tumbar la ley del PSC sumando sus votos con ERC.

Finalmente, CiU sí ha conseguido rechazar la iniciativa del PSC con ERC, pero no ha podido hacer lo mismo con la de ICV-EUiA ya que, sorprendiendo al resto de partidos del hemiciclo, el PP ha cambiado en el último momento el sentido de su voto y ha dejado a CiU en minoría.

El diputado del PP Santi Rodríguez ha explicado que han cambiado el sentido de su voto porque, pese a que no les gusta la ley de los ecosocialistas, eran partidarios de que al menos una de las dos leyes prosperara para abrir un debate sobre el tema.

Jordi Turull ha acusado a los populares de hacer el "ridículo", pero no ha podido evitar que la ley se tramitara pese a que los planes de CiU eran rechazarla.

CONTENIDO

La proposición de ley de ICV-EUiA pide aumentar la tasa medio euro a los hoteles de cinco estrellas y aspira a que también paguen la tasa los apartamentos turísticos, los cámpings y los albergues con cargos que vayan de los 0,25 a los 2 euros.

Además, los ecosocialistas proponen crear un fondo para la sostenibilidad del turismo destinado a financiar políticas ambientales y de preservación del territorio, y otro fondo destinado a las administraciones locales con el 50 por ciento de la recaudación del impuesto.

La diputada Laura Massana ha dicho que su partido cuestiona "el crecimiento sin límite del turismo", y ha expuesto que su ley busca aumentar la recaudación para hacer políticas que hagan que la actividad turística tenga un retorno social en los ciudadanos.

La ley del PSC defendía que, por su "singularidad", Barcelona tuviera la capacidad de recaudar el cien por cien de la tasa que se paga en la capital catalana, y aspiraba a que la ciudad pudiera generar un recargo para obtener más recursos.

El diputado socialista Juli Fernández ha argumentado que el turismo genera unas "externalidades negativas" que hay que paliar, y ha recordado que Barcelona es el principal polo de atracción turística en Catalunya con 25 millones de visita al año y 7,5 millones de pernoctaciones.

RÉPLICA

Xavier Crespo ha explicado que su partido se oponía a la tramitación de las dos leyes porque el Govern ya está trabajando para cambiar la tasa, y ha avanzado que el objetivo es que la pague más gente -aumentar la base de tributación- y no subir el importe.

También ha tildado de "electoralista" que el PSC lleve al Parlament una ley sobre Barcelona a las puertas de las elecciones municipales, y ha recordado que cuando se creó la tasa ningún ayuntamiento pidió involucrarse en su gestión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH