Marco afirma que Camacho consintió la grabación y Zaragoza niega haberla encargado

|

Marco afirma que Camacho consintió la grabación y Zaragoza niega haberla encargado

Francisco Marco, el director de la agencia de detectives Método 3 ha asegurado que la lídel del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, "consintió" grabar el almuerzo en el restaurante La Camarga con Maria Victoria Álvarez. Por su parte, José Zaragoza, el diputado del PSC en el Congreso y exsecretario de Organización del partido, ha negado rotundamente haber encargado la grabación: "No encargué la grabación. No puedo decir nada más que esta cosa tan clara". 

"Informo al PP que esta mañana a las 8.34 horas la he denunciado en el juzgado de guardia por un delito de calumnias", ha dicho este lunes Francisco Marco en su primera intervención ante la comisión sobre fraude y corrupción política del Parlament.

Marco ha afirmado que se sintió calumniado el viernes pasado con la comparecencia de Camacho en la misma comisión, ya que dijo que la grabación fue ilegal. El detective asegura que fue "el entorno más personal" de la líder popular quien encargó la grabación en nombre de ella, y que por eso los detectives encargados del asunto no hicieron fotos de ella y sí de Álvarez. Pese a la insistencia de algunos diputados, no ha querido revelar el nombre de esa persona del entorno más personal de Camacho que según él encargó la grabación, porque considera que faltaría a sus obligaciones como detective privado.

"Un detective se debe a su secreto profesional. Me está usted preguntado algo central, lo que diferencia a un detective normal de un detective serio. No le puedo decir ese nombre", ha respondido al diputado de ERC Oriol Amorós.

RELACIÓN CON EL PSC

Sobre si quien encargó la grabación fue el exsecretario de Organización del PSC, José Zaragoza, ha contestado: "Al señor Zaragoza no le he visto nunca en mi vida. El PSC de forma institucional como partido político o su entorno jamás han contratado a Método 3 para realizar la grabación de La Camarga".

Marco
ha expuesto que el PSC ha contratado a Método 3 para auditorías de la información pero "nunca para realizar investigaciones", una versión que concuerda con lo que dijo este viernes la exgerente del partido socialista Lluïsa Bruguer. "No le hemos hecho ningún favor el PSC en la contratación de La Carmaga", ha sentenciado Marco, rebatiendo así las informaciones que en su día apuntaron que la grabación fue un encargo encubierto del PSC que se facturó a través de otros trabajos. Preguntado por si conoce al jefe de gabinete del presidente Mariano Rajoy y amigo de juventud de Victoria Álvarez, Jorge Moragas, Marcho se ha limitado ha afirmar que no ha tenido "nunca relación" con esta persona.

Marco no ha querido responder quién pagó la comida de La Camarga porque tiene "firmados varios pactos de confidencialidad", y también ha rehusado hablar del contenido de la grabación, ya que ha recordado que su difusión está prohibida por un juzgado. Ha insistido en que una grabación como la de La Camarga es legal "si una parte la consiente", ha asegurado que en este caso así fue, y ha explicado que en su día ni se enteró de este trabajo ya que estaba fuera de Barcelona y se encargó uno de sus trabajadores. Con lo único que ha coincidido con Camacho es en que la "única grabación original" de la conversación es la que está en el juzgado, por lo que no lo son las que circulan por internet y la que escucharon la semana pasada los diputados en el Parlament.

ACUSACIONES AL PP

El director de Método 3 también ha asegurado que firmó un pacto con la líder del PP catalán por el que se comprometían a no difundir el contenido de la grabación del almuerzo de La Camarga. Pese al pacto que en su día firmaron, Marco ha asegurado que los populares trataron de hacerle la vida imposible coaccionando a su mujer y a su secretaria, entre otras cuestiones: "Intentaron matarme civilmente".

ZARAGOZA NIEGA HABER ENCARGADO LA GRABACIÓN

Durante su comparecencia en el Parlament ante la comisión de investigación del fraude y la corrupción política, José Zaragoza, ha ratificado la versión que dio desde el primer día: el PSC contrató al grupo Método 3 para trabajos relacionados con la seguridad de la sede del partido, no para grabar a nadie.

"No conozco a nadie de Método 3"
, ha sostenido Zaragoza, que ha expuesto que la única relación con alguien de esta empresa es con la detective Elisenda Villena, con quien la une una relación de amistad de hace "muchos años" y que mantiene.

Según Zaragoza, el partido socialista contrató a empresas del grupo Método 3 para hacer dos barridos de seguridad y para rebajar los costes de seguridad de la sede del PSC en 2009, que le llevaron a prescindir de vigilantes privados durante la noche y los fines de semana.

NIEGA CAMUFLAR FACTURAS

Ha sostenido que en ningún momento camuflaron en estas facturas otro tipo de encargos a la agencia de detectives Método 3 poniendo en su lugar conceptos como trabajos de seguridad o 'barridos', sino que todas las facturas son "claras y diáfanas" y se ajustan a lo que se ha hecho.

Preguntado por unos correos que pueden acreditar la presunta vinculación del PSC con el almuerzo de La Camarga, Zaragoza ha expuesto que no tiene conocimiento del sumario del caso, y ha recordado que en su día no fue citado como imputado ni como testigo.

Ha recordado que el director de Método 3 Francisco Marco ha expuesto -justo antes en la misma comisión- que algunos correos fueron anulados como pruebas porque eran "falsos", y ha añadido que no puede hablar de cosas que desconoce, como la existencia de estos mails.

También ha asegurado que no habló nunca con Camacho sobre la relación de ésta con Victoria Álvarez ni sobre presuntos casos de corrupción política que afectaran a CiU, y ha defendido que se reunía con muchos dirigentes políticos porque era su obligación como secretario de Organización del PSC.

Zaragoza también ha defendido la labor de la entonces gerente del PSC Lluïsa Bruguer, que sí fue imputada: ha asegurado que siempre se comportó como "una profesional" y actuó a favor de la transparencia de las cuentas del partido.

El exdirigente del PSC se ha definido como una persona "directa" y ha dicho que, si hubiera tenido información sobre el asunto Método 3, no se la habría guardado todo este tiempo.

GARCÍA ALBIOL

Ha dicho además que nunca encargó ninguna investigación sobre el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, "ni sobre ningún otro político", en la misma línea de lo que ha sostenido Francisco Marco en la comparecencia previa.

José Zaragoza se ha referido en varias ocasiones a la comparecencia de Marco, destacando que el director de Método 3 ha dicho "claramente" que ni el partido socialista ni él tuvieron nada que ver con La Camarga.

Al preguntársele por qué dimitió de la ejecutiva del PSOE a raíz de las informaciones que apuntaban a que contrató a esta agencia de detectives por un trabajo sobre Albiol, Zaragoza ha justificado que en aquél momento "no quería perjudicar" al partido en la tormenta mediática sobre el caso, ha dicho.

Cuando se le vinculó por primera vez con la grabación de La Camarga, Zaragoza anunció querellas para defender su honor que no llegó a presentar, y este lunes ha argumentado que no lo hizo porque la justicia tiene unos mecanismos complicados, y que ya ha dejado las cosas "meridianamente claras".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH