Àngel Colom, monárquico en Marruecos ¿a cambio de qué?

Carmen P. Flores

Estos días, con las detenciones de yihadistas en varias poblaciones de Catalunya, las cosas están siendo movidas con cruces de acusaciones entre el Ministro del Interior, el Gobierno de Catalunya y el director de la Fundación Nous Catalans, Àngel Colom, entidad controlada por CDC, y financiada por el Govern de Artur Mas.

Estos días, con las detenciones de yihadistas en varias poblaciones de Catalunya, las cosas están siendo movidas con cruces de acusaciones entre el Ministro del Interior, el Gobierno de Catalunya y el director de la Fundación Nous Catalans, Àngel Colom, entidad controlada por CDC, y financiada por el Govern de Artur Mas.

No voy a explicar los contenidos de las acusaciones porque de todos son conocidas, pero sí me ha llamado poderosamente la atención las afirmaciones de Àngel Colom cuando en una entrevista que le hacía Josep Cuní llegó a decir que "soy republicano en España y monárquico en Marruecos". No me lo podía creer, como si el país vecino fuera un modelo de democracia y de respeto a los derecho humanos. ¿Ese es el modelo que quiere Colom para Catalunya?.

La defensa a ultranza de Marruecos no es casualidad ni es una opinión gratuita, ¿se habrá producido algún pacto secreto entre ese país y el gobierno de la Generalitat, para una colaboración fructífica para ambas partes al margen del gobierno español?; ¿qué papel ha jugado Àngel Colom en este tema?; ¿y los imanes que vienen directamente de Marruecos y cuentan con el beneplácito de la monarquía y el gobierno de su pais? Son muy golosos los 240.000 votos que controla la Fundación Nous Catalans, pero nada sale gratis. Cuando los inmigrantes acuden a los partidos políticos buscan protección en todos los campos: trabajo, educación sanidad y sentirse "integrado". Todo ello es legítimo, pero los partidos políticos no deberían aprovecharse de las necesidades y de la desesperación de las personas. "Teniendo en cuenta la naturaleza humana, ejercer el poder sobre el sustento de un hombre equivale a ejercer el poder sobre su voluntad", decía Alexander Hamilton.

Quien hace de ello una práctica habitual ni tiene ética, ni es demócrata. El clientelismo político de ese tipo se tiene que terminar, y alguien algún día tendrá que denunciar este tema de compra de voluntades a cambio de estómagos agradecidos que tienen que buscarse la vida. Mirando la página web de la Fundación, que lleva directamente el subdirector de la misma, Èric Bertran es un alegato partidista e impropio de lo que debe ser una integración de los inmigrantes en este país. Solo hay que leerlo y escuchar sus editoriales, pero el personaje, aunque muy joven, es un activista sin control ¿o no?. Decía Jose Manuel Suarez: "no soporto ni tiranos ni liberadores, ambos se imponen y ninguno de ellos respeta mis ideas. Los primeros me prohíben pensar de manera distinta y los segundos me obligan a pensar de manera similar".

Èric Bertran se afilió a CDC en el 2010, donde mantuvo una sonora disputa con Rubén Novoa, miembro del secretariado nacional de la sectorial de Nuevas Tecnologías y Sociedad de CDC, quien calificó a Bertran como "adolescente vividor de la política y sin estudios" y le acusó de "confundir inmigración con delincuencia". Sin comentarios .....

Que una persona de este tipo esté adoctrinando "en su integración" en el país a los inmigrantes, hablando continuamente mal del gobierno central y de los españoles, y de las bondades de la independencia como si fuera un gran ideólogo es más peligroso que una bomba de relojería. Ángel Colom, el gran demócrata, que siga viajando mucho a Marruecos y continúe con sus "alabanzas" a la monarquía, porque aquí, hace tiempo que algunos ya le hemos visto por dónde va.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH