Nicolau Casaus, ugetista y culé

Josep Maria Álvarez

Aún recuerdo la alegría y la sorpresa, por qué no decirlo, que me causó descubrir que Nicolau Casaus, el vicepresidente del FC Barcelona y una de las personas de las que el barcelonismo guarda y guardará un mejor recuerdo y estima, había sido afiliado y dirigente de UGT durante los difíciles años 30 y durante la guerra civil.

Aún recuerdo la alegría y la sorpresa, por qué no decirlo, que me causó descubrir que Nicolau Casaus, el vicepresidente del FC Barcelona y una de las personas de las que el barcelonismo guarda y guardará un mejor recuerdo y estima, había sido afiliado y dirigente de UGT durante los difíciles años 30 y durante la guerra civil. Conocer el vínculo de este gran culé y empresario del textil con nuestro sindicato me llenó de orgullo.

Fue como encontrar una prueba fehaciente de lo que no dejo de repetir y repetir y que no es otra cosa que el sindicalismo está abarrotado de grandes personas, de hombres y mujeres de una generosidad tan sólo comparable con la humildad y el anonimato desde el que trabajan cada día en defensa de los intereses de sus compañeros.

El día 17 de abril a las 12 del mediodía, la Sala 1899 de las instalaciones del FC Barcelona acogerá la presentación del libro "Nicolau Casaus, ugetista y culé". Será un acto abierto a todo el mundo que contará con la presencia del presidente de club, Josep Maria Bartomeu. Un acto para descubrir una parte también de nuestro pasado como organización.

La historia nos había escondido, por culpa de la larga noche del franquismo, que Nicolau Casaus cuando era joven había sido sindicalista en su comarca de nacimiento, Anoia. Nos había robado el privilegio de saber que este prestigioso empresario del textil y dirigente barcelonista, era un joven ugetista absolutamente comprometido con los ideales de justicia, progreso social y catalanismo. Los miedos del día siguiente de la guerra que el fascismo en España había declarado a la libertad y la democracia sepultaron que Nicolau Casaus había sido condenado a cadena perpetua y que cumplió cinco años en diferentes prisiones españolas por ser republicano y de izquierdas.

Fue tan así que cuando la UGT de Cataluña le hizo un reconocimiento público en 1995, concediéndole la medalla de oro del sindicato durante la celebración de los Premios Primero de Mayo, antes quiso consultarlo con su familia, a la que había prometido después de todo el sufrimiento y la represión que no volvería nunca más a participar de ninguna actividad política o sindical.

Ahora que presentamos este libro que recupera este pequeño pedazo de la historia de nuestro país a través de la historia personal y nada conocida de Nicolau Casaus, confirmo mi convicción de que en el fondo nunca abandonó sus ideales. Simplemente los canalizó de manera intensa y magnífica a través de su otra gran pasión, el FC Barcelona. Humildemente, pienso que Casaus se entregó al Barça de la misma manera que se entregó en la defensa de los trabajadores cuando era un joven dirigente de UGT de Cataluña. Con cuerpo y alma. Su liderazgo, su potente oratoria y su profundo compromiso social lo vertió en la defensa del catalanismo a través del club azulgrana, en la ampliación de su base social y en su proyección internacional.

Con este libro escrito por el periodista e historiador Jordi García-Soler, que editamos conjuntamente el FC Barcelona y la UGT de Cataluña, mucha gente descubrirá con la misma alegría que lo hice yo hace más de 20 años que Nicolau Casaus fue un luchador por los derechos sociales, por la libertad y por la justicia; que el gran vicepresidente del Barça durante casi un cuarto de siglo sufrió por sus ideales republicanos y que el empresario del textil de la Anoia antes había sido un joven y apasionado sindicalista.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH