Camacho no denunció a los Pujol tras La Camarga por falta de "pruebas"

|

Camacho dice que la grabación fue ilegal y acusa a los partidos de querer desprestigiarla

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha explicado este viernes que estudió denunciar a la familia Pujol por presuntas prácticas irregulares tras la comida de La Camarga, pero ha reconocido que sus abogados se lo desaconsejaron por falta de "pruebas".

En su comparecencia en la comisión de investigación del fraude en el Parlament, ha relatado que sus abogados le expusieron que lo que tenía sobre los Pujol tras la comida en La Camarga eran "vaguedades", por lo que no vieron factible que llevarlo ante la justicia. Camacho se ha defendido así de las acusaciones de ERC, que considera que la líder del PP catalán supo en esa comida, a través de Victoria Álvarez --la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola--, que los familiares del expresidente cometían irregularidades y no lo denunció.

Camacho ha explicado que su abogados le dijeron que el único camino para llevar este tema ante la justicia era que la propia Álvarez testificara, ya que los detalles que le reveló a la líder el PP en La Camarga no eran pruebas sólidas. "La cosas que se me dijeron --en La Camarga-- no eran concretas ni definidas en el tiempo", ha sentenciado sobre su conversación con Álvarez, a la que también se ha citado este viernes a comparecer ante la comisión del fraude.

Camacho ha defendido que ni su conversación en La Camarga ni la declaración de Álvarez ante el juez Pablo Ruz fueron claves para investigar a los Pujol, ya que la justicia archivó la declaración de la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola. La líder del PP catalán ha asegurado que en todo momento cumplió con la legalidad y ha sentenciado que, tras la comida en La Camarga, Álvarez no se puso más en contacto con ella.

PRESUNTOS MALTRATOS

El diputado de ERC Oriol Amorós le ha reprochado que, en un momento de su conversación en La Camarga, Camacho habló de fiscales de "confianza", lo que a juicio de los republicanos es una inadmisible intromisión en el trabajo de la justicia. Camacho ha argumentado que no se refería a instrumentalizar la fiscalía contra los Pujol, si no que fue un comentario cuando Álvarez le relató "presuntos maltratos" hacia su persona.

Según su relato, la líder del PP habló de buscar a gente de confianza en la judicatura porque para "una persona presuntamente maltratada haría lo que fuera", no porque quisiera atacar a la familia del expresidente a cualquier precio.

FERNÁNDEZ Y MORAGAS


Amorós ha reprochado a Camacho que el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y el jefe de gabinete de Mariano Rajoy, Jorge Moragas, hayan declinado comparecer ante la comisión del fraude: "Se pasan el Parlament por el forro". Camacho ha dicho que los dos tienen "justificación" para no comparecer y que ella no tiene autoridad sobre ellos, y ha reprochado a ERC que se opusieran en su día a celebrar una comisión de investigación sobre la presunta trama de espionaje político.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH