Sergi Alsina asegura que nunca ha pedido nada "ilícito" a Oriol Pujol

|

Sergi Alsina asegura que nunca ha pedido nada "ilícito" a Oriol Pujol

El empresario Sergi Alsina ha reconocido este martes que es amigo del exsecretario general de CDC Oriol Pujol desde hace 25 años, pero asegura que "nunca le ha pedido nada que pudiera tener la menor apariencia de ilícito" ni que pudiera vulnerar ningún deber suyo como responsable político y parlamentario.

En su intervención inicial ante la comisión de investigación parlamentaria del fraude, la evasión fiscal y la corrupción, ha defendido su actuación al frente de Alta Partners tanto en los aspectos relacionados con la concesión de ITV como en la deslocalización de las plantas de Sony, Sharp y Yamaha en Catalunya.

Sobre este último caso, ha explicado que, cuando contactó con las tres multinacionales japonesas, éstas ya habían decidido marcharse y despedir a todos los trabajadores, y ha reivindicado que es gracias a la actuación de Alta Partners que se logró "evitar el despido de 1.400 personas".

Alsina -que ha hecho una primera intervención pero ha declinado responder a los grupos dada su condición de imputado- ha reconocido que, en tanto que amigo suyo, sí hablaba con Oriol Pujol de esas operaciones e incluso le pedía que hiciera alguna gestión dentro de la Administración para evitar esos despidos.

Ha detallado que entra esas gestiones que pidió a Pujol estuvo intentar que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, recibiese al vicepresidente de Sharp en Japón, impulsar reuniones del director de la Agencia Tributaria con las empresas o que le facilitase el acceso a otros cargos de la administración.

"Lo hice siempre de buena fe y con la convicción de que eran cosas socialmente adecuadas y que en nada ponían en entredicho ni el buen nombre de Oriol Pujol ni el mío", ha continuado Alsina, que ha defendido también la relación de su empresa con la mujer de Oriol Pujol, Anna Vidal.

Oriol Pujol, su mujer y Alsina están imputados dentro del caso ITV por presuntos pagos del empresario al político por usar su influencia y que supuestamente se camuflaban como trabajos de asesoría de Anna Vidal que, según el fiscal, ella nunca hizo.

Tras asegurar que los honorarios recibidos por Alta Partners por esas gestiones han sido "totalmente transparentes", ha explicado que Vidal trabaja con él desde 1999 como colaboradora externa y que cobró de la operación con Sharp porque trabajó en ese caso.

'CASO ITV'

Sobre su papel en el caso de las ITV, ha negado que pagase a Oriol Pujol por su voto en la ley de seguridad industrial en 2008, y ha esgrimido que, además de incorrecto, eso hubiera sido "del todo inútil" porque gobernaban PSC, ERC e ICV-EUiA y la norma no dependía de los votos de la oposición.

Ha dicho que siempre consideró lógico comentar con el exnúmero 2 de CDC sus operaciones relacionadas con ese sector, ya que como ponente de CiU en la ley de seguridad industrial era conocedor del "desbarajuste" del sector, pero ha precisado que nunca lo hacía para pedirle ni sugerirle nada.

Ha explicado que entre 2010 y 2012 fue contratado por Certio para asesorar a la empresa en el sector de las ITV, y que fue entonces cuando se puso en contacto con el responsable de la sectorial de Empresa, Industria e Innovación de CDC Josep Tous para hacerle llegar sus propuestas sobre el futuro del sector.

Alsina ha subrayado que las conversaciones telefónicas que aparecen en el sumario del caso que apuntan a un posible trato entre él y Oriol Pujol son siempre de terceros: "Siempre se trata de conversaciones de terceros que no vienen ratificadas por ninguna prueba", ha asegurado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH