Prenafeta y Alavedra preguntaron por qué no tenían hechas las camas de su celda y por la ausencia de vino

|

Prenafeta y Alavedra preguntaron por qué no tenían hechas las camas de su celda y por la ausencia de vino

La Fiscalía ha pedido penas de prisión de casi 7 años de cárcel para dos ex altos cargos de CiU durante la presidencia de Jordi Pujol: el exsecretario de la Presidencia Lluis Prenafeta y el exconsejero de Economía Macià Alavedra.

Ambos protagonizaron una curiosa anécdota durante su corta estancia como presos provisionales en la cárcel madrileña de Soto del Real al preguntar por qué no estaban hechas las camas de su celda y por qué no se bebía vino en las comidas.

Estos dos aspectos fueron motivo de sorpresa para dos de los hombres más cercanos al presidente Pujol cuando fueron detenidos el año 2009 por su vinculación con la trama de corrupción 'Pretoria', según informan fuentes penitenciarias, que recuerdan su paso por Soto del Real.

Al llegar al Módulo de Ingresos del centro penitenciario ambos dirigentes nacionalistas pasaron los trámites de rigor para su identificación y se les requisaron sus objetos personales.

Se trata de un trámite habitual en el que los funcionarios de la prisión entregan a los internos recién llegados diferentes efectos de higiene y ropa de cama.

No obstante, cuando llegaron a su celda, Alavedra y Prenafeta advirtieron a los funcionarios de que sus camas estaban sin hacer, según las mismas fuentes.

La reacción llamó la atención de los trabajadores de la cárcel que tuvieron que explicarles que son los presos los encargados de hacerse las camas en prisión todos los días.

En aquel momento, hace cinco años, Alavedra y Prenafeta tenían 75 y 70 años, respectivamente.

CASI UN MES

El proceso de adaptación de ambos ex dirigentes también se dejó notar en el comedor. Siempre según las mismas fuentes, Alavedra y Prenafeta llegaron a preguntar por qué no se servía vino en las comidas.

El alcohol está prohibido en las prisiones españolas desde los tiempos en los que Enrique Múgica era ministro de Justicia (1988-1991) y la gestión de las prisiones dependía de este de Departamento y no de Interior.

Alavedra y Prenafeta fueron detenidos un 27 de octubre de 2009 por orden del entonces juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, y tres días después ingresaron en Soto del Real. Permanecieron allí en situación de prisión provisional casi un mes, hasta el 25 de noviembre.

Posteriormente fueron trasladados a la cárcel catalana de Brians 2, uno de los centros penitenciarios más modernos con los que cuenta Cataluña ya que fue inaugurada hace siete años en la localidad de Sant Esteve Sesrovires (Baix Llobregat).

Alavedra y Prenafeta quedaron en libertad provisional días después tras abonar un millón de euros de fianza cada uno.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH