Felipe VI afronta su primer discurso de Navidad como rey de España

|

El Rey llama a enorgullecerse del catalán porque enriquece el patrimonio de España

Felipe VI pronunciará esta noche su primer discurso de Navidad como rey de España, en medio de un intenso interés sobre lo que podría decir sobre la acusación de su hermana, la infanta Cristina, hace dos días por cargos de fraude fiscal.

La noticia saltó el lunes a la prensa y se espera que marque el discurso que el nuevo monarca pronunciará siguiendo la tradición que sentó su padre, el rey Juan Carlos, quien se dirigió a los españoles a través del televisor cada 24 de diciembre durante 38 años. En 2011, el entonces monarca también tuvo que enfrentarse a un mensaje difícil. En aquellos días tenía lugar el primer gran golpe para la familia real española por el llamado "caso Nóos", en el que están imputados Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarin, y que llevará a ambos al banquillo de los acusados.


Con la primera y muy reciente imputación de su yerno por presuntos delitos relacionados con una trama de corrupción, Juan Carlos dijo en aquella ocasión unas palabras que hoy son especialmente recordadas: "La Justicia es igual para todos". El lunes, tras conocerse la noticia, la casa real española expresó a través de un portavoz su "respeto absoluto a la independencia del poder judicial".


Algunos sectores y medios de comunicación pidieron una reacción más contundente, en el marco de las medidas que puso en marcha Felipe VI con el objetivo de renovar y modernizar la institución monárquica, cuya imagen se deterioró en los últimos años del reinado de Juan Carlos. Desde que estalló el "caso Nóos", la estrategia de la casa real pasa por desvincular a Felipe de Cristina y de su cuñado. Tras acceder al trono, tanto ella como su hermana mayor, la infanta Elena, dejaron de formar parte de lo que se considera la "familia real", por deseo del monarca.


Partidos políticos, colectivos y medios de comunicación han pedido que la hija mediana de Juan Carlos renuncie a sus derechos dinásticos. Pero la infanta, que ocupa el sexto lugar en la línea de sucesión de la Corona española, se resistió hasta ahora a hacerlo. La Casa del Rey no quiere presionar. La decisión es solo "suya", expresó este martes.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH