Catalá afirma que el propio Torres-Dulce "es el primero que ha reiterado la ausencia de injerencias"

|

Las comunidades demandan que se pague con cargo a las tasas judiciales a los abogados del turno de oficio

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado este jueves que el propio fiscal general del Estado, que ha dimitido este jueves, "es el primero que ha reiterado la ausencia de injerencias" en su trabajo, por lo que ha negado que la renuncia de Eduardo Torres-Dulce se deba a que el Gobierno central se haya inmiscuido en su trabajo.

En declaraciones en la Escuela Judicial en Barcelona al preguntarle por la posible vinculación de la renuncia a la querella de Fiscalía contra el presidente de la Generalitat por el 9N, Catalá lo ha desvinculado absolutamente, y ha añadido que precisamente "eso prueba su independencia y su funcionamiento participativo".

Catalá ha constatado la "situación un tanto sorpresiva" de la renuncia y ha dicho que ha hablado este mismo jueves con Torres-Dulce, que ha alegado motivos personales, por las que el ministro ha expresado su respeto.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH