ERC, ni generosidad ni responsabilidad ante los presupuestos

Benet Maimí
secretari d'organització d'Unió Democràtica de Catalunya

La única conclusión que se puede extraer de la posición de ERC ante los presupuestos de la Generalitat para el 2015 es que contrariamente a lo que dicen hacen una enmienda a la totalidad por entregas.

La única conclusión que se puede extraer de la posición de ERC ante los presupuestos de la Generalitat para el 2015 es que contrariamente a lo que dicen hacen una enmienda a la totalidad por entregas. No se puede entender de otra manera el hecho de que presenten enmiendas a la totalidad a sus secciones ya su ley de acompañamiento y su preferencia de prorrogar las cuentas públicas actuales.

Vayamos por partes: la ley de presupuestos y la de acompañamiento son dos piezas indisociables. La conclusión de todo ello es que la propuesta de ERC nos lleva a una inseguridad jurídica. Deja fuera aspectos importantes de los presupuestos de la Generalidad como continuar las inversiones de la L9, y la interinidad y las posibles convocatorias en la función pública en sectores más sensibles como la educación y la sanidad.

En Unió tenemos la sensación de haber asistido, por parte de Izquierda, en el primer acto electoral de ERC de una campaña que no ha sido convocada. ERC alarga el debate presupuestario e intenta preservar la recuperación de la paga a la función pública. Nada que decir excepto que esto debe hacerse con garantías económicas y con seguridad jurídica y no de la manera que propone ERC. Por eso nos causa perplejidad escuchar de Izquierda que su propuesta es generosa y responsable. Nunca habíamos oído decir que no aprobar unos presupuestos fuera una propuesta generosa y responsable.

El único aspecto positivo es que ERC afirma que no votará o votará en contra de las enmiendas a la totalidad presentadas por otros grupos parlamentarios. Ahora tenemos serias dudas de que detrás de esta propuesta haya la voluntad de hacer viables los presupuestos. Más bien parece que la posición de izquierda obedece a una estrategia electoral y no en un ejercicio de responsabilidad y de compromiso con el país. Cataluña necesita una administración dotada de unos presupuestos que le permitan recuperar el terreno perdido en el ámbito de la función pública y las inversiones que el país necesita.

Además, olvida que la convocatoria de elecciones es una potestad del presidente de la Generalitat, lo que parece que a algunos les es difícil de recordar y de admitir.

Me gustaría hacer una reflexión, creo que ERC tiene un problema -y ya nos ha hecho caer una vez y ahora no hay que caer en ella otro-, que es querer correr más de la cuenta. Pienso que las cosas tienen que madurar, "sin prisas pero sin pausas". En breve el gobierno central tiene que cambiar y por supuesto las cosas serán diferentes. Por fuerza los escenarios deben cambiar, sí o sí. Como se dice aquí, poco a poco y buena letra. Creo que ahora lo que hace falta es ayudar al país a salir de la crisis. Si lo hacemos bien lo podremos conseguir en un cierto tiempo. Y también queda pendiente que el pueblo de Cataluña pueda decidir su destino -esto no tardará demasiado en pasar. Lo que no tengo claro es que decidiremos los catalanes.

Benet Maimí, secretario de Organización de Unió Democràtica de Catalunya

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH