Cinco rehenes escapan del café de Sydney tomado por un presunto islamista

|

Cinco rehenes escapan del café de Sydney tomado por un presunto islamista

Cinco rehenes han logrado escapar este lunes de la cafetería del centro de Sydney después de que un presunto islamista tomará el establecimiento a primera hora de la mañana. En el interior del comercio todavía permanece retenido un número indeterminado de personas, entre 15 y 40 según las primeras estimaciones.

Aunque en un primer momento se ha informado desde medios locales de un grupo de presuntos islamistas parece que el autor del secuestro en Sydney es un único varón armado, de unos 40 años, que mantiene retenidos a civiles en el Lindt Chocolate Cafe, situado en la zona financiera Martin Place de la ciudad australiana, desde primeras horas de la mañana.


Dos rehenes han asegurado a la cadena local Channel Ten que el hombre armado afirma haber colocado cuatro bombas; dos dentro de la cafetería Lindt y dos en el distrito financiero de Sydney. Al parecer, también según medios locales, el secuestrador ha demandado hablar con el primer ministro australiano, Tony Abbot, y ha reclamado que le entreguen una bandera del grupo yihadista Estado Islámico (EI). Abbot habla de "motivaciones políticas" en el secuestro.


En las horas que se prolonga el secuestro, dos supuestos rehenes, ambas mujeres, han sujetado contra el cristal de la entrada una bandera negra con un texto en árabe en el que se lee "No hay otro Dios que Alá y Mahoma es el mensajero de Dios". La cadena local ABC afirma que no es un emblema del Estado Islámico (EI), sino una shahada o declaración de la fe islámica. La comisionada adjunta de la Policía de Nueva Gales del Sur, Catherine Burn, ha confirmado que las fuerzas de seguridad han mantenido contacto en las dos últimas horas con el hombre armado que mantiene a decenas de personas retenidas en una cafetería de Sydney.


"Puede que lleve un poco de tiempo, pero queremos resolver esto de forma pacífica y os aseguro que si lleva un poco de tiempo, llevará ese tiempo", ha afirmado Burn ante los medios. Pese a que Burn ha pedido que no se realicen especulaciones sobre el número total de personas que se encuentran retenidas, la empresa que regenta la cafetería ha afirmado que en el local se encontraban al menos 40 personas.


Por otro lado, la Policía ha obligado a abandonar la zona al líder de la Liga de Defensa Australiana, Ralph Ceminara, que había acudido a las inmediaciones de la cafetería a gritar consignas en contra del Islam.


La Ópera de Sydney, que ha sido evacuada hace horas por la existencia de un paquete sospechoso, ha anunciado en un comunicado la cancelación de todos sus espectáculos para este lunes, a tenor de lo ocurrido. La Policía ha abandonado las inmediaciones. Las autoridades también han decretado restricciones aéreas.


En estos momentos está reunido de emergencia el Comité de Seguridad Nacional convocado por el primer ministro poco después de conocerse que varias personas estaban siendo retenidas en una cafetería.


La reunión, que está teniendo lugar a través de videoconferencia ya que la mayoría del gabinete se encuentra en Papúa Nueva Guinea, está formada por Abbot, el secretario del Tesoro, Joe Hockey, la ministra de Exteriores, Julie Bishop, el de Defensa, David Johnston y el de Inmigración, Scott Morrison. Por su parte, el jefe de la Policía federal, Andrew Colvin, y el ministro de Justicia, Michael Keenan, están de camino a Australia desde Papúa Nueva Guinea.


Alrededor de la zona hay unas dos docenas de personal de unidades especiales y otro medio centenar de agentes y detectives vestidos de civil y con chalecos antibalas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH