Navieros españoles creen que la administración no puede dejar en manos de los buques mercantes el rescate de inmigrantes

|

Navieros españoles creen que la administración no puede dejar en manos de los buques mercantes el rescate de inmigrantes

La subdirectora de la Asociación de Navieros Españoles, Elena Seco, ha manifestado que las administraciones no pueden volver la espalda y dejar en manos de los buques mercantes el "gravísimo problema" de la inmigración, ya que las embarcaciones tienen obligación de rescatar y auxiliar a las personas en apuros en el mar.

En una entrevista, Seco ha destacado la actuación del buque del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Sarmiento de Gamboa, que esta semana ha rescatado en el Mediterráneo a un grupo de inmigrantes.

La representante de los navieros ha destacado que cada vez son mayores los grupos que se hacen a la mar y "comienzan a ser habituales los rescates con más de 100 o 200 personas involucradas". De este modo, ha dicho que "resulta sumamente difícil acomodar en un buque" que en la mayoría de los casos contará con una tripulación de unos 10 a 15 personas y atender a estas personas adecuadamente. Por eso, ha insistido en que es necesario que los países de la Unión Europea en su conjunto, hagan frente a este problema y pongan los medios necesarios para reconducir la situación.

Respecto a la acción de las instituciones europeas, ha recordado que tras la tragedia de Lampedusa en octubre de 2013, cuando murieron 300 inmigrantes, se creó el 'Grupo Especial para el Mediterráneo, y que después han lanzado programas regionales para proteger a los refugiados en países como Libia y promover la admisión humanitaria de refugiados.

Sin embargo, ha subrayado que de los 28, "sólo 13" países participan en este programa para refugiados lo que en su opinión demuestra que el compromiso comunitario "no es uniforme". También se ha referido a la lucha contra las redes organizadas y el refuerzo de vigilancia en las fronteras marítimas, en cooperación con la Agencia Europea de Seguridad Marítima y el Centro de Satélites de la UE, que ha permitido localizar y rescatar botes a la deriva con inmigrantes a bordo.

"Las cifras demuestran que las acciones tomadas hasta ahora no resultan suficientes. Hay que continuar trabajando, hay que conseguir involucrar a todos los países europeos y hay que ser conscientes de que no se puede solucionar un problema de este tipo sin la plena colaboración de los países donde embarcan estos inmigrantes. La cooperación de los mismos es esencial", ha apelado.

2014, UN AÑO RÉCORD

Por otro lado, ha destacado que no existen estadísticas oficiales comunitarias sobre el número de rescates que se producen aunque todos los organismos coinciden en que en 2014 "se están batiendo todos los récord en el Mediterráneo", donde hasta noviembre se han conocido más de 3.400 muertes y decenas de miles de rescates.

Sobre la acción del buque Sarmiento de Gamboa ha valorado que se trata de una acción humanitaria que el sector del transporte marítimo ha considerado siempre un deber.

A este respecto, ha indicado que la obligación humanitaria de prestar auxilio a las personas en peligro en el mar está consagrada como tal obligación en el derecho marítimo. Así está recogida tanto por la Convención de Naciones Unidas sobre el derecho del Mar, como el Convenio SOLAS de la Organización Marítima Internacional, que establecen que el capitán de un buque en condiciones de prestar ayuda está "obligado a acudir a toda máquina si tiene conocimiento de que hay personas en peligro, siempre que pueda hacerlo sin grave riesgo para el buque, su tripulación o sus pasajeros, independientemente de la nacionalidad o la condición jurídica de estas personas".

En todo caso, ha aclarado que la "única responsabilidad" del capitán y la tripulación es mantener la seguridad y, en la medida de lo posible, la salud y bienestar de los rescatados así como cooperar en su desembarco seguro. "En ningún caso tienen la obligación de actuar o tomar medidas relacionadas con la condición jurídica de estas personas o sobre sus eventuales peticiones de asilo", ha comentado.

La subdirectora de ANAVE ha manifestado que 2014 está siendo un año "especialmente dramático" y que ya supera los registros de 2011, cuando la guerra de Libia produjo "cifras espectaculares". En concreto, ha dicho que este año han aumentado "drásticamente" el número de personas que se hacen a la mar para llegar a Europa y, como consecuencia, ha crecido el número de incidentes y rescates.

Finalmente, sobre los barcos que pasan de largo sin cumplir esta obligación de rescate, ha explicado que si un buque considera que por sus características no puede prestar auxilio o que puede hacerlo pero pondría en peligro al buque, sus tripulantes o pasajeros, tiene la "obligación de anotar el incidente y las razones por las que no acudió al rescate en su diario de navegación". En caso de no hacerlo o sus razones no tienen suficiente peso, para Seco "no existen calificativos que permitan valorar esta lamentable actuación, que supone además un incumplimiento de sus obligaciones legales".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH