El OARCC anula a la ACA una adjudicación de 8 millones de euros

|

El Govern gestionará los terrenos para BCN World mientras se concretan inversores

El Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público -el antiguo Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de Cataluña (OARCC)- ha anulado una adjudicación valorada en 7,94 millones de euros hecha por la Agencia Catalana del Agua (ACA) por defectos en el pliego de condiciones.

Este tribunal declara "nulo" todo el procedimiento de licitación de una serie de obras y mejoras en el saneamiento de Martorell (Barcelona), así como de su explotación, en la que había resultado ganadora una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Aquambiente, una filial de Agbar, y la empresa Benito Arnó e Hijos.

Se da la circunstancia de que este mismo tribunal, cuando se denominaba OARCC, también anuló la adjudicación de la empresa pública Aigües Ter Llobregat al consorcio encabezado por Acciona, por considerar que su oferta no se ajustaba a las condiciones fijadas por el pliego de condiciones.

Esa decisión, que cuestionaba la adjudicación gestionada por el departamento de Territorio y Sostenibilidad en la mayor privatización de la historia de la Generalitat, valorada en unos 1.000 millones de euros, ha generado toda una batalla judicial entre Agbar y Acciona que aún no se ha resuelto en los tribunales.

Salvando las distancias económicas entre ambos contratos, el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público desautoriza en esta ocasión la manera como la ACA ha llevado a cabo esta licitación, un contrato al que se presentaron un total de diez empresas, la mayor parte de ellas en alianza con otras compañías (UTE), y al que también acudieron otras en solitario, como Acciona Agua.

"Este tribunal observa que el análisis de las ofertas técnicas de proyecto y obra en cada criterio se efectúa sobre la base de una prelación de aspectos que no vienen reflejados en el pliego de condiciones", sostiene la resolución.

En este sentido, concluye que "no resulta perceptible ninguna correlación entre los aspectos considerados (o penalizados) por el informe (técnico) y las puntuaciones finales otorgadas".

El antiguo OARCC da la razón así a la UTE formada por Comsa Emte y Aigües de Catalunya SA (empresa participada por la propia Comsa Emte y Aguas de Valencia), que fue excluida del proceso por considerar que su oferta era anormal o desproporcionada (a un precio que la ACA entendía que era más bajo de lo que correspondería) y que luego decidió presentar un recurso ante dicho tribunal.

Esta UTE pidió que se anularan una serie de cláusulas del pliego y el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público ha acabado por declarar nula toda la adjudicación en esta resolución fechada el 1 de diciembre.

"Una entidad adjudicadora (...) no puede fijar a posteriori coeficientes de ponderación ni aplicar reglas de ponderación relativas a los criterios de adjudicación establecidos en el pliego de condiciones o en el anuncio de licitación sin que se hayan puesto previamente en conocimiento de los licitadores", dice el tribunal, que justifica este criterio "en virtud del respeto al principio de igualdad de trato de los licitadores".

El tribunal basa su decisión en una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 2008 cuya doctrina considera aplicable a este caso

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH