Alonso retorna a McLaren compartiendo equipo con Button

|

Título de la imagenAlonso retorna a McLaren compartiendo equipo con Button

El piloto español Fernando Alonso ha confirmado su retorno a McLaren, donde ya militó durante la convulsa temporada 2007, para compartir equipo con Jenson Button, después de que McLaren haya desvelado este jueves su alineación para la próxima temporada.

El anuncio en la factoría de Woking, emplazada a 50 kilómetros al suroeste de Londres, confirmó un secreto a voces que, curiosamente, se había encargado de adelantar el Rey Juan Carlos, confirmando la vuelta del ovetense a McLaren durante la última carrera de la temporada en Abu Dabi.

A través de un comunicado, el equipo inglés anunció sus pilotos titulares para 2015, sin dar más detalles de los respectivos contratos ni en duración ni en cuantía económica, tal y como es costumbre en la Fórmula 1. Además, explicó que el danés Kevin Magnussen dará un paso atrás para ejercer como piloto probador y reserva durante el próximo Mundial.

A sus 33 años y después de un lustro de sinsabores en Ferrari, el asturiano emprende una nueva aventura ansioso por buscar su tercer Mundial con el novedoso proyecto de McLaren, que estrenará las nuevas unidades de potencia de Honda, repitiendo la combinación que llevo a Ayrton Senna a tres campeonatos. "Mi piloto favorito, mi ídolo en la pista, mi referente", eso supone el brasileño para Alonso, añadiendo un componente emocional a un decisión ampliamente meditada con la que espera volver a pelear por las victorias desde el principio, aunque ahora mismo la única garantía pasa por la fuerte inyección económica suministrada por Honda.

RETORNO A WOKING TRAS SIETE AÑOS COMPLICADOS EN RENAULT Y FERRARI.

Esta vuelta a McLaren se produce siete años después de una ruptura traumática, culminación de una temporada en la que Alonso y Lewis Hamilton protagonizaron una de las convivencias más ásperas que se recuerdan en los últimos tiempos de la Fórmula 1 y que tuvo su punto álgido en Hungaroring (Hungría) con el recordado incidente en la calificación y el 'bloqueo' del español a su compañero en los 'boxes'.

El trágico desenlace en Brasil, donde el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) se proclamó campeón con un punto de ventaja sobre sus dos rivales, fue la gota que colmó el vaso para el ovetense, que finalizó tercero aquel año.

El piloto asturiano, que había desembarcado en McLaren con dos títulos mundiales bajo el brazo recién conquistados en Renault, retornó cabizbajo a la escudería francesa, que ya no disponía del potencial para pelear por la gloria. Inició así una travesía del desierto que inicialmente iba a durar dos años, pero que acabó extendiéndose a siete porque tampoco pudo triunfar en Ferrari. Alonso llegó a la 'Scuderia' en 2010 lleno de ilusión por emular la época gloriosa de Michael Schumacher y sus cinco Mundiales consecutivos, pero los continuos problemas internos y la dictadura de Red Bull esfumaron progresivamente este sueño.

Tres subcampeonatos mundiales constituyen el botín acumulado durante cinco temporadas, pobre bagaje para la ambición del asturiano y el aura casi mística de Ferrari, una escudería cuyo rendimiento en 2014 llegó a 'desquiciar' al español, capaz de sacar el máximo partido a su coche.

Después de dos títulos mundiales, 32 victorias, 22 'poles', 97 podios, 236 grandes premios y 1.767 puntos, Alonso cambia de equipo por quinta vez en la Fórmula 1 soñando con los triunfos, sensación que no saborea desde mayo de 2013 en Montmeló. Para lograrlo, está decidido a exprimir su talento con el nuevo MP4-29H, cuyo rendimiento es una incógnita como demuestra el reciente test de pretemporada en Abu Dabi, donde el nuevo monplaza de McLaren apenas pudo rodar por continuos problemas eléctricos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH