Primer paso para aprobar los presupuestos de Barcelona con el voto de CiU y la abstención de PSC y UpB

|

Primer paso para aprobar los presupuestos de Barcelona con el voto de CiU y la abstención de PSC y UpB

La comisión municipal de Economía, Empresa y Empleo del Ayuntamiento de Barcelona ha dado luz verde al proyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona con el voto favorable de CiU y la abstención de PSC y UpB --donde se integra ERC-- y el rechazo de PP e ICV-EUiA.

El grupo de CiU tiene los mismos ediles que la suma de PP e ICV-EUiA, por lo que es necesario el voto de calidad que tiene el alcalde, Xavier Trias, para que las cuentas puedan prosperar, algo que se aprobará definitivamente en el pleno del 19 de diciembre.

"Estoy satisfecha, contenta y agradecida por la actitud de los grupos que han querido dar salida" a las cuentas del próximo año, ha destacado la teniente de alcalde de Economía, Sònia Recasens, que a lo largo de sus turnos de palabra, ha insistido en varias ocasiones en proclamar que se trata de unos presupuestos con un acento en la política social para combatir las consecuencias de la crisis entre los ciudadanos.

En total, las cuentas ascienden a 2.550,6 millones de euros, un 2,8% más que en 2014, y entre las principales novedades, el acuerdo con el PSC incluye la reducción del abono más utilizado de transporte público, la T-10 de una zona, que pasará de 10,30 euros a 9,95, así como la congelación del resto de tarifas, además del incremento de los descuentos de la tarjeta rosa para pensionistas y el incremento de las frecuencias de los autobuses, con 25 coches más en hora punta y la generación de 80 puestos de trabajo.

Otra de las novedades, y que incluye el acuerdo con UpB, es incrementar las ayudas para familias en riesgo de ser desahuciadas, para que las viviendas subvencionadas en casos de emergencia social pasen de las 1.300 actuales a 2.300.

En sus intervenciones, Joan Trullén (PSC) y Jordi Portabella (ERC) han puesto en valor el acuerdo que han alcanzado con el gobierno municipal en la materia, que es del todo insuficiente a opinión de ICV-EUiA y el PP.

El edil del PP Javier Mulleras ha lamentado que Trias, que se presentó como el alcalde del cambio en 2011, haya accedido a pactar sus últimas cuentas del mandato con dos de los antiguos tres socios del tripartito --PSC y ERC--, y ha lamentado que los socialistas hayan accedido a acordar unas cuentas redactadas por un "alcalde independentista", como en su opinión lo es Trias.

"No es el presupuesto que conviene a Barcelona. La ciudad necesita un presupuesto expansivo", ha reprochado Mestre (ICV-EUiA), que ha asegurado que, según sus cálculos, la abstención de PSC y UpB sólo afecta al 3% del total del presupuesto municipal.

Ante esta acusación de los ecosocialistas, Portabella ha asegurado que no tener presupuesto era la peor de las opciones para 2015 y ha instado a ICV-EUiA a decir a la cara a las 1.300 nuevas familias que no serán desahuciadas por el acuerdo que su grupo ha alcanzado con el gobierno municipal que se trata de un hecho con "insignificancia".

Trullén ha lamentado que en 2013 y 2014, el consistorio aprobase dos proyectos de presupuestos con superávit pese a los déficits sociales que ha provocado la crisis, algo que "nunca" hubiese permitido un gobierno municipal liderado por el PSC, una formación que, según ha dicho, ha priorizado la responsabilidad en vez del interés partidista.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH