El TS da validez a la nota manuscrita por la que una anciana dejó a su cuidadora un piso que reclamaban sus sobrinos

|

TSJC

El Tribunal Supremo ha reconocido como testamento ológrafo la nota escrita a mano por la que una anciana legaba un piso cercano a la playa de Gijón a la chica que la había cuidado durante los últimos años de su vida. La nota había sido redactada varios años después de que la mujer testara a favor de sus seis sobrinos.

La fallecida, Olvido G, era una vecina de Gijón con varias propieades que no tenía descendencia y había testado en abril de 1993 a favor de sus seis sobrinos.


El 6 de mayo de 2002 escribió una nota en la que manifestaba su voluntad de dejar uno de sus pisos ituado en la calle Marqués de Casa Valdés del municipio a Argentina, " por el tiempo que lleva conmigo, tan atenta y cariñosa". El Juzgado de Primera Instancia número 6 de Gijón dio validez de testamento ológrafo en diciembre de 2010 a estas líneas escritas a mano pero dos años después la Audiencia Provincial de Asturias revocó esta decisión al considerar que Olvido no tenía intención concreta de disponer de sus bienes por sí misma de manera definitiva, sino que se dirigía a sus sobrinos para que fueran éstos los que le cedieran el piso a su cuidadora.


La resolución del alto tribunal, de la que ha sido ponente el magistrado Xavier O'Callaghan, anula lo dispuesto por la Audiencia de Asturias porque entiende que en las notas de Doña Olvido concurría "la verdadera voluntad de testar". "No puede pensarse que sea un simple ruego a sus sobrinos, herederos, o a la legataria, que lo era de la casa entera, sino que era su voluntad ( testamentaria), sin que tengan trascendencia jurídica los móviles que le llevan a ello, 'por el tiempo que lleva conmigo, tan atenta y cariñosa', los que por cierto, tampoco se ha probado que sean falsos", razona el Supremo.

Para el alto tribunal, además, hay que tener en cuenta que la nota en cuestión se complementa con otras notas anteriores escritas de puño y letra y*firmados por Olvido en las que la mujer expresaba su voluntad de " cumplir con Tina".

REQUISITOS FORMALES


La sentencia ha tenido en cuenta también que se cumplen los requisitos formales de la firma, la fecha y salvar tachaduras que dan validez al manuscrito de la anciana. Se alude además a una sentencia de 1918, que es la que se enseña en las facultades de Derecho cuando se estudia este tipo de asuntos, que fijó la validez de testamento ológrafo que en aquel caso se trataba de una carta de novios en la que se decía, " todo para ti, todo".


Por todo ello se admite el recurso de casación y se revoca parcialmente el testamento abierto la fallecida y se reconoce a la que fuera su cuidadora el derecho a recibir el mencionado piso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH