El Atlético de Madrid expulsa al Frente Atlético del Vicente Calderón

|

El Atlético expulsa al Frente Atlético del Vicente Calderón

El Atlético de Madrid va a expulsar al Frente Atlético del estadio Vicente Calderón después de los incidentes este domingo en Madrid Río entre hinchas de los 'Riazor Blues' y del propio Frente, que se saldaron con 21 detenidos y la muerte del aficionado del Deportivo Francisco José Romero Taboada 'Jimmy'.

"Una cosa es expulsar y otra muy diferente es disolver. Hace unos días me preguntaban si vamos a disolver la peña. No soy quien para ello, lo que vamos a hacer es expulsar a la peña de los eventos en el Vicente Calderón", anunció el consejero-delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil, en declaraciones al programa 'Los Manolos' de Cuatro.

Gil Marín dijo que esta decisión se ha adoptado este martes por la mañana por el Gabinete de crisis que se creó a raíz de los incidentes del pasado domingo. "A los que no entienden que los valores del deporte van asociados a la convivencia y a venir con la familia, les digo que sobráis, que no tenéis que venir aquí nunca", indicó.

En un comunicado oficial, el Atlético recordó que tras los "gravísimos hechos" que tuvieron lugar en Madrid Río en las horas previas al Atlético de Madrid-Deportivo el pasado domingo, el club colchonero creó inmediatamente una comisión específica para analizar todo lo sucedido y adoptar las medidas oportunas.

"Dicha comisión ha trabajado intensamente las últimas 48 horas en colaboración con las Fuerzas de Seguridad del Estado y diversos organismos con el fin de poder recibir toda la información sobre los hechos acontecidos y poder tomar decisiones coherentes con la realidad de los hechos", señala en la nota.

El Atlético ha recibido este martes del coordinador de Seguridad de la Policía Nacional el acta oficial del partido, en la que se describen los hechos acontecidos así como los nombres de las personas que fueron identificadas y/o detenidas por la Policía por haber participado de manera directa o indirecta en la pelea multitudinaria.

Entre los identificados, se encuentran 15 personas que "dicen ser" seguidores del Atlético de Madrid, de los cuales 7 eran socios abonados del club, 1 era socio no abonado y 7 no son socios. "Todos los socios han sido expulsados de forma inmediata, causando baja permanente como socios y sin posibilidad de volver a serlo en el futuro, mientras que los que no son socios no podrán darse nunca de alta como tales", comunicó.

No obstante, subrayó que las autoridades mantienen abierta la investigación y, si en las próximas horas, se identifica a más socios del conjunto rojiblanco "se procederá con la misma rotundidad".

"Probada por la Policía y reflejada en el Acta la pertenencia al Frente Atlético de las personas identificadas que actuaron en los incidentes de una manera organizada y planificada, el club ha tomado la decisión de dar de baja como peña oficial al Frente Atlético, con efecto desde el día de hoy, y en consecuencia cesar cualquier relación con dicho grupo", anunció.

Asimismo, el Atlético afirmó que pondrá todos los medios a su alcance para impedir la exhibición en el interior del Vicente Calderón de pancartas u otros elementos distintivos de dicho grupo ultra. "La disolución en términos legales del Frente Atlético como asociación privada o entidad con personalidad jurídica propia no es competencia del club y, por tanto, no puede ser ejecutada por el club sino que serán las autoridades competentes las que deberán valorar y/o ejecutar dicha disolución", aclaró.

Igualmente, adelantó que perseguirá a cualquier otro "colectivo, peña o grupúsculo" que pudiera surgir en el futuro bajo cualquier otro nombre que no condene radicalmente la violencia o que utilice el nombre del Atlético de Madrid o sus instalaciones "para defender ideas políticas, racistas o xenófobas".

COLABORACIÓN PARA IDENTIFICAR A LOS VIOLENTOS

Asimismo, solicitó el apoyo de los organismos deportivos, de las instituciones públicas, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de los medios de comunicación y de todos sus aficionados para poder identificar "a todas aquellas personas cuyo comportamiento atente contra la esencia del deporte y los valores inherentes a él, con el fin de proceder a su inmediata expulsión del fútbol".

Por otra parte, el Atlético informó también a sus socios abonados de la Grada Joven del Fondo Sur, "y que son la inmensa mayoría que asisten cada partido al estadio de buena fe, con ilusión y con la única finalidad de animar al Atleti", que podrán seguir ocupando su localidad con total normalidad durante esta temporada 2014-15. Para ello, tan sólo tendrán que presentar su DNI y su carné de abonado en los tornos de acceso al estadio.

Al término de este curso y antes del comienzo de la siguiente, hará público cuál será la política en relación a la grada joven o grada de animación para que en el Calderón "haya un espacio adecuado para todos aquellos atléticos que quieren disfrutar de los partidos animando en todo momento a su equipo y respetando los valores del deporte".

Por último, hace un llamamiento a sus miles de socios, peñistas y simpatizantes de todo el mundo para que, ahora más que nunca, "permanezcan unidos y animen al equipo" en casa y otros estadios "con la alegría, ilusión e intensidad tan característica de la afición atlética, pero con el máximo respeto hacia el equipo rival y sus aficionados".

"Desde el Atlético de Madrid confiamos en que estos tristes acontecimientos no vuelvan a repetirse y se abra una nueva etapa de concordia y respeto entre todas las aficiones del mundo del fútbol", concluye la nota.

Esta decisión se la comunicará este gabinete de crisis al presidente del club colchonero, Enrique Cerezo, y al resto de miembros de la Junta Directiva esta tarde en la reunión que se celebrará a partir de las 17:00 horas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH