El FROB enviará a la Fiscalía la gestión de Caixa Catalunya del 2004 al 2008

|

CatalunyaCaixa

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) acordará en su reunión prevista para mañana miércoles el envío a la fiscalía de las prácticas de gestión de la antigua dirección de Caixa Catalunya, según fuentes informadas sobre la situación. Las mismas señalaron que la comisión rectora del FROB ya tiene preparada toda la documentación sobre las prácticas de gestión de la entidad y que demostraría una supuesta gestión poco profesional de Caixa Catalunya (hoy integrada en Catalunya Banc) por parte del equipo directivo en el periodo 2004-2008.

Concretamente, el FROB ha investigado la concesión se hipotecas durante el período de apogeo de la burbuja inmobiliaria, que estalló en 2007 y que podría entrañar indicios de "prácticas ilícitas". Tal y como denunció el ministro de Economía Luis de Guindos, en una reciente comparecencia en el Senado, la entidad registraba una morosidad en algunas carteras hipotecarias individuales del 60% -10 veces superior a la media.

El titular de Economía explicó que Catalunya Caixa había incluso concedido préstamos por 1.000 millones que superaban el 100% del valor de la propiedad y llegaban incluso a superar el 120% en algunos casos. La entidad también concedió hipotecas a personas que no tenían ingresos suficientes.


Estas malas prácticas que costaron 12.000 millones de euros, están en manos del FROB para que certifique si hay indicios de administración desleal. La documentación que se remitirá a la Fiscalía, según fuentes consultadas por La Vanguardia, abarca los años en que la gestión de la caja de ahorros estaba en manos de Josep Maria Loza como director general y de Narcís Serra como presidente. Serra se hizo cargo de la presidencia en marzo del 2005 sustituyendo a Antoni Serra Ramoneda. En el caso de la dirección general, la ocupó Loza hasta que en enero del 2008 fue nombrado Adolf Todó. Con la llegada de este último, todo el sistema mejoró notablemente.


La decisión se produce semanas después de que el FROB ya enviara 16 operaciones financieras, inmobiliarias y de refinanciación de Caixa Catalunya que habían supuesto un perjuicio económico de 900 millones de euros. Anteriormente, ya se había remitido alguna operación adicional a la Fiscalía. Narcís Serra y Loza podrían acabar imputados por los 16 expedientes que se refieren a la entidad catalana, a los que ahora se sumarán las acciones que decida emprender la Fiscalía.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH