Ruidos, Nicolasínes y Pendones

Antón Alonso

Anton Alonso

Esta sociedad está absorbida por el ruido, ruido fabricado intencionadamente a conciencia, con el que se quiere enmascarar la desesperanza que la atenaza, con tanta corrupción rampante, estafadores, fariseos como "Nicolasín", Matos redimiéndose con dos aves marías y una dimisión, y un obispo tirándose en el suelo de la catedral, mientras otros se tiraban a unos menores.

Esta sociedad está absorbida por el ruido, ruido fabricado intencionadamente a conciencia, con el que se quiere enmascarar la desesperanza que la atenaza, con tanta corrupción rampante, estafadores, fariseos como "Nicolasín", Matos redimiéndose con dos aves marías y una dimisión, y un obispo tirándose en el suelo de la catedral, mientras otros se tiraban a unos menores.

En este "Tótum revolútum", las instituciones son incapaces de dar respuesta satisfactoria a los graves problemas que preocupan a los ciudadanos, en medio de esto surge la figura histriónica de un personaje friki, apodado, "pequeño Nicolás". Lo que no debía de pasar de anécdota, se convierte en noticia de primera página; telediarios, programas televisivos, entrevistas? alimentan el ego de un personajillo que aspiraba a ocupar los espacios que ahora precisamente ocupa. Ha conseguido sus objetivos, que se hable y escriba sobre él; lo que nos retrotrae a la España de los reinos medievales, donde cualquier bufón podía intervenir en los asuntos de estado contando para ello con la protección del rey o de un noble poderoso. Y lo más grave, que uno se pregunta? ¿Cuántos "Nicolasines" existen pululando por el entramado político-social que se ha tejido en los últimos años? ¿Cuántos de ellos han asesorando a los que nos metieron en la crisis? ¿Cuántos hay asesorando a los que dicen que nos van a sacar de la crisis? ¿Cuántos de estos que jamás han trabajado o generado una empresa o gestionado un grupo humano para logro de un objetivo, sin embargo han "hecho carrera" a la sombra de las juventudes de los distintos partidos, aparentando y presumiendo de grandes contactos que les abrían las puertas a una fulgurante ascensión a la cumbre del poder?

España se desangra; paro, corrupción, emigración, desequilibrio demográfico, confrontaciones nacionalistas, desarraigos, desahucios, marginación social, desestructuración económica, con aumento de las diferencias entre clases sociales? Y en este escenario? una de las cadenas de mayor audiencia le dedica ¡Dos horas! al imaginativo Mortadelo, para que, en un diálogo infantil desbarre, contando con la inestimable colaboración, de sus entrevistadores.

Todo vale para distraer la atención del sufrido ciudadano; en el mercado mediático se ofrecen suculentos programas para olvidar la realidad que ha supuesto la pérdida de derechos sociales, tan costosamente alcanzados.


En las cadenas nacionales contamos con varios programas de rabiosa actualidad dedicados a: la entrada en prisión de la tonadillera Isabel Pantoja, la muerte de Cayetana Fitz-James Stuart, las imputación de la infanta Cristina, la anulación del tercer grado de Jaime Matas, los desvaríos injustificables del Presidente de Extremadura, las mentiras de Rajoy, los discursos de Cospedal en la misma línea, la incógnita de Podemos, las rectificaciones del PSOE?no falta un cura y un sacristán, pero la palma se la lleva "el pequeño Nicolás" con la obra: "el mundo imaginario hecho realidad".

Decía Thomas A. Edison "Para inventar, necesitas una buena imaginación y una pila de chatarra". "Nicolasín", sabe manejar a su antojo ambas cosas, amén la de conseguidor. Ha evidenciado un comportamiento chapucero de parte de las altas instituciones del estado, y que existe tráfico de influencias en esa España amoral. Sinceramente, no sé dónde comienza la verdad y donde termina la mentira de este Mortadelo friki.

Desde el momento de la irrupción del "Pequeño Nicolás" en la vida de los españoles, algo ha cambiado; los misterios que rodean "su mundo" se han convertido en la mayor incógnita de las muchas que tiene este país.


En España, todo es posible: se heredan los cargos políticos; se aplaude la subida de impuestos; se legisla sin aplicar las leyes; asistimos impávidos a la "generosa dimisión" de la vocal del CGPJ, Pigem o de la "Viajada" Ministra de Sanidad, implicada en el Gürtel, Ana Mato, que llega tarde y cuando ya el desprestigio por su gestión de la "crisis del ébola", era clamoroso. En esta Procesión aparece, el arzobispo de Granada, arrojándose al suelo ante el altar en señal de arrepentimiento por su "ceguera" en los casos de pederastia de sacerdotes de su diócesis, que durante años han destruido la vida de varios jóvenes con impunidad y alevosía.


¡Basta ya, de mentiras, pendones y perdones, urge pues una limpieza a todos los niveles, para recuperar la España de los ciudadanos!

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH