LOS AVALES SOCIALISTAS

Manuel Fernando González

Anda el patio socialista revuelto y distorsionado. En el primer estado porque ya se sabe de dónde han salido los avales de los tres candidatos, con el consiguiente desazón entre la mayoría de los militantes, que ya han visto como se las siguen gastando los sempiternos aparatos y en el segundo escalón porque conocidos los datos con sorprendente rapidez la pléyade de tertulianos, analistas y opinadores afines al Gobierno tampoco han tardado mucho en "liarla parda" exigiéndoles ya a esos mismos candidatos que expliquen sus programas para "salvarnos de la crisis" cuando éstos, ¡pobriños!, están todavía en la parte contratante de la primera parte que dirían los Hermanos Marx.

Anda el patio socialista revuelto y distorsionado. En el primer estado porque ya se sabe de dónde han salido los avales de los tres candidatos, con el consiguiente desazón entre la mayoría de los militantes, que ya han visto como se las siguen gastando los sempiternos aparatos y en el segundo escalón porque conocidos los datos con sorprendente rapidez la pléyade de tertulianos, analistas y opinadores afines al Gobierno tampoco han tardado mucho en "liarla parda" exigiéndoles ya a esos mismos candidatos que expliquen sus programas para "salvarnos de la crisis" cuando éstos, ¡pobriños!, están todavía en la parte contratante de la primera parte que dirían los Hermanos Marx.

Como ustedes supondrán, la obligación de los que escribimos, es mojarnos ante nuestros lectores para que éstos luego se hagan la opinión que mas le venga en gana, pero, eso si, tratando el tema en la justa dimensión en la que se encuentra que, a mi personal entender, es en la que se refiere a la lucha por la secretaría general del PSOE, para la que es necesario en primer lugar que te nominen, algo que ya han conseguido Pedro Sánchez, Eduardo Madina y Jose Antonio Pérez Tapias, con desigual fortuna, quienes, a continuación, deben convencer a los militantes sociatas de toda España -que son los que pagan las cuotas y se llevan además, en los últimos años unos disgustos electorales tremebundos que convierten su fidelidad a su partido en un memorable ejercicio de fe en unas siglas centenarias- que son diferentes y que uno de ellos, lo hará mucho mejor que sus antecesores, devolviendo al PSOE la credibilidad y la honradez que ha perdido a manos llenas entre el electorado. Ese es al campo de juego en el que se disputa, en esta fase, este partido y no, como pretenden los prestigiosos colegas de Madrid, en el terreno de la lucha por competir con Rajoy, Izquierda Unida o el novedoso Podemos.

¿Y cuál es la lectura política que se pueda hacer del reparto geográfico de los avales? Pues, mire Vd., Señor Rubalcaba, la misma que Vd. ha hecho el otro día cuando dijo que se iba de la política:; que a su candidato el Señor Madina le han traicionado los mismos que hasta ahora también le apoyaban a Su Señoría en Ferraz o en el Grupo Parlamentario e incluso en el Euskadi del Señor López Don Pachi, quien, antes de lo que él esperaba, ha tenido que mojarse por el candidato Sánchez a requerimiento de la poderosa Presidenta de Andalucía que quiere mandar "ya" en Ferraz teniendo cogido por "los mismísimos" a Don Pedro con los avales y también con el secretario de Organización que tiene ya nombre y apellidos y que será su escolta para todo el mandato.

Catalunya, Asturias, Cantabria, Murcia y Extremadura han jugado a la contra y por lo tanto, "ahora mismo", serían los grandes perdedores de esa multitudinaria recogida de papeletas, casi siempre firmadas por "los estómagos agradecidos" que pululan en los partidos, hasta que "un día de estos", la elección de un diputado o un concejal, en este país, se convierta en directa y se le acabe definitivamente el momio, a tanto jeta inútil que planifica su carrera laboral en base al apoyo incondicional que siempre presta al que manda, para luego trepar sigilosamente hacia los cargos que luego reparten "esos mismos" a los que estos zascandiles entregan "vida y hacienda" que escribiría en el siglo de Oro un tal Lope de Vega.

¿Qué harán ahora los militantes socialistas que todavía no han votado? Pues, tres cosas. Una, fastidiarles la fiesta a los "estrategas" a los que les ha salido tan bien "la fiesta de los avales" .Dos, resignarse y hacer lo que hizo el ultimo secretario general del PSOE e irse con la música a otra parte. O tres, seguir como hasta ahora, y que los mandan en el partido decidan por ellos, que para eso saben más.

Si lo del socialismo español , ahora mismo, no va por estos derroteros, poco le faltará .No obstante, Vds. no me hagan ni puñetero caso, y juzguen por si mismos lo que consideren mas oportuno, porque en este tremendo lio de democracias partidarias, los que mas saben, son los que se lo miran desde el escepticismo y la distancia estos "novedosos" procesos, y no desde la ideología o el periodismo que, cada día que pasa pierden, mas adeptos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH