El banco de alimentos de Barcelona duplica su actividad en 4 años por el aumento de la demanda

|

Título de la imagen

El banco de alimentos de Barcelona ha duplicado su actividad en los últimos cuatro años para hacer frente al aumento de la demanda por el empobrecimiento de la población de la capital catalana, al pasar de 80.000 personas atendidas en 2009 a 150.000 el año pasado.

Lo ha explicado el nuevo director del banco barcelonés, Eduard Arruga, que el pasado miércoles relevó a Antoni Sansalvadó, al frente de la entidad desde noviembre de 2006 y presidente honorífico a partir de ahora.

La tendencia al alza de la actividad de la institución desde el inicio de la crisis "se repetirá previsiblemente este año", teniendo en cuenta que los primeros seis meses se ha registrado un aumento de entre el 5% y el 7% del reparto de comida, ha dicho Arruga. "Aunque algunos dirigentes se empeñen en repetir que la crisis se ha acabado, cada vez son más las personas necesitadas que pasan hambre", ha lamentado, y ha recordado que el año pasado el banco de alimentos de Barcelona repartió 14.200 toneladas de comida a entidades sociales que atienden a ciudadanos vulnerables.

Arruga también se ha marcado el reto de mantener la "notoriedad y calidad" de la institución, reconocida como un referente por la mayoría de agentes del sector, así como tratar de recoger la cantidad de comida necesaria para satisfacer las necesidades nutricionales de todos los barceloneses. Otro de los retos de Arruga al frente del banco de alimentos es el de convencer a las autoridades de la necesidad de combatir la exclusión social: "Nosotros podemos paliar la situación repartiendo comida, pero es urgente atajar el problema desde la raíz e impulsar actuaciones que erradiquen la pobreza". Además, se ha propuesto demostrar que el banco de alimentos de Barcelona es "una gran lanzadera que transporta alimentos del corazón de las personas y empresa generosas a la boca de los más vulnerables", y ha animado a hacer donaciones de alimentos de alto valor nutritivo y fácil conservación, como aceite, leche, latas de pescado y legumbres.

El banco de alimentos de Barcelona cuenta actualmente con 183 voluntarios y seis trabajadores asalariados: "El altruismo es el que nos mueve y es nuestra esencia. Mantener este punto es una gran prioridad para mi", ha afirmado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH