¡Que se callen de una vez!

Manuel Fernando González

Mientras el Rey de España hacia acto de presencia en Girona pronunciando un discurso en catalán y castellano, el Juez Castro y el Fiscal Horrach se liaban a sopapos dialécticos en menos de 24 horas haciéndole un flaco favor a la Institución regia que, ya, el día anterior había despachado el auto de imputación de Cristina de Borbón con un escueto comunicado de respeto a la independencia judicial. Para complementar el morbo, en el Parlament de Catalunya añadían mas ruido a la jornada, aprobando una propuesta de Iniciativa en la que se "autorizaba" a los catalanes a convocar una consulta sobre si les convencía mas la monarquía o la república, utilizando la gente de Joan Herrera la vieja técnica política de "cuanto peor, mejor", que tanto han usado en los últimos años algunos independentistas para juzgar la actuación del Gobierno Rajoy en el delicado tema de la otra consulta, la soberanista.

Mientras el Rey de España hacia acto de presencia en Girona pronunciando un discurso en catalán y castellano, el Juez Castro y el Fiscal Horrach se liaban a sopapos dialécticos en menos de 24 horas haciéndole un flaco favor a la Institución regia que, ya, el día anterior había despachado el auto de imputación de Cristina de Borbón con un escueto comunicado de respeto a la independencia judicial. Para complementar el morbo, en el Parlament de Catalunya añadían mas ruido a la jornada, aprobando una propuesta de Iniciativa en la que se "autorizaba" a los catalanes a convocar una consulta sobre si les convencía mas la monarquía o la república, utilizando la gente de Joan Herrera la vieja técnica política de "cuanto peor, mejor", que tanto han usado en los últimos años algunos independentistas para juzgar la actuación del Gobierno Rajoy en el delicado tema de la otra consulta, la soberanista.

No obstante, el primer lugar del Trending Topics de toda esta empanada de "papuxas", que solo saben elaborar como nadie los monfortinos, le corresponde ex aequo por "meritos propios" al Fiscal y al Juez del de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca que, como todos sabemos, eran amigos y estrechos colaboradores procesales en los asuntos de corrupción de la isla, y que a partir del 2012 comenzaron a tirarse los trastos a la cabeza tras entrar en escena la figura de la hija del Rey Juan Carlos I, como clara candidata a una imputación que hasta entonces solo había afectado familiarmente a su marido Iñaki Urdangarin.

El espectáculo público que están dispensando ambos cargos judiciales es , no nos cansaremos de repetir de sencillamente deplorable, y el papelón que le han dejado encima de la mesa, ambos dos, con la ayuda inestimable del "impar" Fiscal General Torres Dulce, a la Audiencia Provincial de Palma es muy preocupante, porque decida lo que decida este tribunal, va a sonar muy mal a los oídos de la opinión pública, ya muy escamada por los mensajes que día sí y día también, le enviamos los medios de comunicación, especialmente los que pretenden defender la Monarquía tratando de disimular sus errores a costa del buen nombre de la independencia judicial. Nunca tan pocos, lo hicieron tan mal, en un solo caso. La que le espera a Felipe VI por este asunto, en el que no ha tenido nada que ver, es una muy pesada carga que magnifica aun más las serias dificultades con las que ha estrenado su reinado constitucional. Para ser solo una mera figura "representativa" del Estado que diría un conocido ex presidente del Gobierno, la que tiene que lidiar no es inferior a la de un Miura o un Victorino de las mejores tardes de José Tomás.

Como ya ha finalizado la instrucción ,al periodista que firma esta sección solo se le ocurre recomendar: ¡Cállense ya de una vez Juez y Fiscal y hablen ahora defensas y acusación particular, para que más pronto que tarde los Magistrados de la sala de la Audiencia Provincial digan la suya y podamos salir, de una vez por todas, de esta espiral de violencia verbal que nos conduzca pacíficamente a un juicio justo e imparcial donde se pueda dictar una sentencia equilibrada e irreprochable que nos haga seguir confiando en que, en España, la Justicia sigue siendo igual para todos aunque se nos quede cara de tontos por seguir invocando algo que ya de tanto usarlo suene solo a doctrina para pobres y "pasmaos" .

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH