Montilla critica a Gobierno y Generalitat y pide una solución "no impuesta"

|

MONTILLA SENADO

El expresidente de la Generalitat José Montilla (PSC) ha criticado este viernes la actitud de los gobiernos catalán y central a la hora de buscar un escenario que garantice la convivencia entre Catalunya y el resto de España, y ha advertido de que "no hay solución que pueda ser impuesta".

"Encontrar una fórmula que garantice la convivencia, el entendimiento y el liderazgo de Catalunya en España no puede consistir en vencedores y vencidos", según él, por lo que pide diálogo, una diagnosis compartida y un pacto ciudadano, y lamenta que la actitud de ambos no sea ésta.

Tras recordar que ya advirtió años atrás del riesgo de desafección, ha constatado que esta sensación no se ha sabido resolver y no se puede menospreciar, y que hay quien ha aprovechado para alimentar en favor de la independencia este sentimiento de agravio.

"Algunos han hecho de aprendices de brujo azuzando un fuego que no saben o no pueden reconducir, y otros creen que lo que debe hacerse es esperar porque creen que solo es un suflé", ha recalcado al presentar una conferencia del vicepresidente de Sociedad Civil Catalana, Joaquim Coll, en el Fórum Nueva Economía, al que han asistido entre el público Alicia Sánchez Camacho (PP), Albert Rivera (C's) y Pere Navarro (PSC).

Para Montilla, no hay atajos ni soluciones fáciles, sino que se requiere serenidad y reponsabilidad por parte de los que tienen y han tenido responsabilidades políticas, lo que les obliga a escuchar y comprender las razones de unos y otros.

"No hay que aceptar que se establezca una frontera entre buenos y malos catalanes. Nadie tiene derecho, en nombre de una doctrina, a repartir carnés de buena catalanidad", ha avisado el expresidente, que ha elogiado el coraje de Joaquim Coll de ir contracorriente.

COLL: "ESPIRAL DEL SILENCIO"

Coll ha afirmado que se pretende que los catalanes decidan en poco tiempo sobre la independencia y que Govern, CiU y ERC no saben aún como se contabilizarán los votos de la consulta: "Que este ridículo cuente con el silencio y el entusiasmo de tanta gente es la prueba más palpable de que Catalunya es un país políticamente enfermo".

Según él, hay catalanes que temen expresarse en público contra la independencia, lo que demuestra una sociedad catalana que sufre "la espiral del silencio", y ha alertado del peligro de que una sola idea se apodere de un país.

"Hoy, en Catalunya, no hay política. Ha sido arrasada por una sola idea, la del imperativo de la consulta y el pueril 'dejadnos votar", ha opinado Coll, que asegura que los catalanes no podrán votar el 9 de noviembre.

Además, ha dicho que la doble pregunta de la consulta "es confusa, democráticamente fraudulenta, una gran estafa intelectual y una chapuza", y ha cuestionado que la suscriban partidos como ICV.

Al preguntársele si el Rey debe mediar, Coll ha respondido tajantemente que no, además de argumentar que plantearlo es ignorar sus funciones constitucionales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH