Creemos en la administración local

Benet Maimí
secretari d'organització d'Unió Democràtica de Catalunya

A Unió Democràtica siempre hemos entendido que en la escala de las diferentes administraciones que conforman nuestro sistema, la local, la de los municipios, no es la última sino la primera, porque es la más cercana a los ciudadanos y, por tanto, la que mejor conoce y entiende sus problemáticas del día a día.

A Unió Democràtica siempre hemos entendido que en la escala de las diferentes administraciones que conforman nuestro sistema, la local, la de los municipios, no es la última sino la primera, porque es la más cercana a los ciudadanos y, por tanto, la que mejor conoce y entiende sus problemáticas del día a día.

Así lo reflejamos con la nueva ley de gobiernos locales y, en cambio, la ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local (LRSAL) que quiere llevar adelante el gobierno del PP niega este principio.

Por este motivo, el grupo parlamentario de CiU ha presentado una setentena de enmiendas a la ley de gobiernos locales para que actúen como cortafuegos ante la LRSAL. Queremos reforzar la confianza en el mundo local y que la ley catalana sea un instrumento útil para la defensa de la autonomía local ante la española.

Todas estas enmiendas no son fruto de la improvisación todas estas enmiendas, sino el resultado de intensas y constantes encuentros con los representantes del mundo local catalán que nos han permitido incorporar las sugerencias y propuestas que han hecho diversos territorios e instituciones en sus comparecencias en el Parlament. Queremos profundizar en el apoyo al mundo local y que la ley en ningún caso sea una traba, como sí lo es la LRSAL. Por ello, ya diferencia de la ley española, la base del trabajo es la confianza en el mundo local y no la desconfianza.

Nosotros creemos en el mundo local y sabemos, porque lo conocemos bien, que limitar hasta la parálisis sus funciones no es la mejor manera de servir a los ciudadanos. Este es un principio básico de los que tenemos como primer compromiso político el servicio a los ciudadanos. Esta es fundamentalmente la diferencia entre la ley catalana y la española y, vale decir, que no es poco. Además, cuando hablamos de la reforma de la ley electoral, nos planteamos también abrir las listas para favorecer la proximidad entre el ciudadano y sus representantes políticos.

Benet Maimí, secretario de Organización de Unió Democràtica de Catalunya

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH