El abuelo taxista Francisco y su hija vieron así cómo su Letizia se convertía en Reina

|

El abuelo taxista Francisco vio cómo su nieta se convertía en Reina

Si a Francisco Rocasolano le hubieran dicho ese 15 de septiembre de 1972 que su nieta, que acababa de nacer, sería un día Princesa de España, como es lógico, no se lo hubiera creído.

Él era taxista, su hija María Paloma Rocasolano Rodríguez enfermera y su marido Jesús José Ortiz Álvarez era periodista. La vida en la Casa Real estaba pensada para gente con la sangre azul, y ellos la tenían roja, como los demás.

Pero este jueves, tuvieron un sitio preparado en la tribuna del Congreso de los Diputados. Felipe VI iba a ser proclamado Rey y su esposa era ella, esa criatura que nació en Oviedo hace casi cuarenta años.

Se dudaba de la presencia del abuelo taxista de 96 años a la ceremonia, pero ¿cómo se lo iba a perder? Su nieta se convertía en ese mismo momento en Reina de España.

Y no solo eso. Como es sabido, cuando los nuevos Reyes no están, es Paloma Ortiz quien acude a cuidar a la Princesa Leonor de Asturias y la Infanta Sofía. Por eso, cuando la vieron en la tribuna se alegraron cómo no lo hicieron en ningún otro momento, y se lo contaron entre ellas: "Mira, ahí está la abuela", se habrían dicho. La habían estado buscando. Entre la multitud, la buscaban a ella, a la enfermera y madre de la nueva Reina.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH