El gobierno del PP pulsa y ahoga Cataluña

Eva Parera

Este mes hemos conocido la balanza fiscal de Cataluña con la administración central del Estado del año 2011 y el resultado, una vez más, es abusivo, injusto e indignante. Los catalanes pagamos 15.005 millones de euros más de lo que recibimos, que equivale a un 7,7% de nuestro PIB. Este desequilibrio fiscal está fuera de toda medida y mucho más cuando esta situación hace más de treinta años que se repite.

Este mes hemos conocido la balanza fiscal de Cataluña con la administración central del Estado del año 2011 y el resultado, una vez más, es abusivo, injusto e indignante. Los catalanes pagamos 15.005 millones de euros más de lo que recibimos, que equivale a un 7,7% de nuestro PIB. Este desequilibrio fiscal está fuera de toda medida y mucho más cuando esta situación hace más de treinta años que se repite. Entre los años 1986 y 2011, Cataluña ha sufrido en promedio un déficit fiscal del 8% de su PIB. Hay que decir que este nivel de déficit no existe mujer en ningún otro país europeo y que, obviamente, frena el progreso económico y social de Cataluña, y es especialmente perjudicial en tiempos de crisis y de elevados niveles de desempleo.

Con los 15.005 millones de déficit fiscal que sufrió Cataluña en 2011 se podrían pagar prácticamente todos los gastos en salud, educación y bienestar del ejercicio que eran de 16.322 millones de euros. No habría sido necesario hacer ningún recorte, se habría podido hacer frente a la deuda provocado por los gobiernos del tripartito y la sociedad catalana en su conjunto, pero especialmente a las personas más desfavorecidas habrían sufrido menos ajustes.

Desgraciadamente, con el gobierno del PP el futuro no pinta mucho mejor. Lejos de querer poner remedio a este evidente abuso fiscal, el gobierno de Mariano Rajoy sigue ahogando Cataluña económicamente. Tal y como ya ha denunciado Mas-Collell no está negociando el nuevo sistema de financiación catalán y esto puede poner en peligro la sostenibilidad de los servicios públicos para que la previsión del gobierno del PP para 2015 es disminuir aún más las transferencias económicas a Cataluña.

Con estos datos, (como en muchos aspectos, económicos, culturales, lingüísticos, educativos, de transferencias, de invasión de competencias, de infraestructuras ....), no es de extrañar el profundo y creciente malestar de una inmensa mayoría de catalanes y catalanas con el Estado español.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH