España acaba estrellada en el Mundial

|

Selección españolaDespués de la debacle ante Holanda (1-5), España también perdió ante Chile (0-2) y está eliminada del Mundial por primera vez en su historia tras los dos primeros partidos. 

Confusión en cómo y con quién había que jugar y un exceso de complacencia a la hora de confeccionar las listas y las alineaciones. Del Bosque es una persona a la que nada se le puede reprochar desde el punto de vista humano y que, además, siempre ha dado la cara. Sin embargo, como entrenador quizás no supo cuándo hacer un punto y aparte, de ahí que lo de Maracaná haya sido un forzoso punto y final.

Después de la debacle ante Holanda (1-5), a la Roja se le ha complicado su pase a octavos. Una derrota -e incluso un empate- en Maracaná era el particular 'Maracanazo' de España en Brasil, pues el vigente campeón del mundo se vuelve para casa, aunque antes deberá jugar un intrascendente partido contra Australia. Como en los viejos tiempos, aunque con la diferencia de que antes era el final de nada y ahora sería el final de algo: de la mejor selección española de todos los tiempos.

Nada más echar a rodar el balón España pareció estar convencida de lo que tenía que hacer, pero fue Chile quien salió con las ideas más claras y, sobre todo, con más ímpetu. El gol de Vargas a los 20 minutos y en otra indecisión de la defensa espñaola y de un dubitativo Casillas, fue un mazazo. Aunque peor fue el segundo gol, marcado por Aranguiz en el 42, pues llegó en otro desajuste defensivo al saque de una falta que Iker despejó muy flojo.

España se fue al descanso con 0-2 en el marcador, es decir, fuera del Mundial tras los dos primeros partidos, aunque lo más preocupante tenía que ver con el juego, pues la selección de Del Bosque estaba completamente rota ante un rival que con dos tiros a puerta le había marcado dos goles. Del desquiciamiento de Casillas a la falta de ideas. Xabi Alonso, con una amarilla, dejó su puesto a Koke. Fue el único cambio.

España mejoró en la segunda, en gran parte porque Chile ya no presionaba tan arriba. Busquets tuvo en sus botas el 1-2, pero no acertó a embocar un balón que llegaba franco tras una chilena de Diego Costa. El hispano-brasileño fue el segundo sustituido y en su lugar entró Torres. El tercer cambio fue Cazorla por Pedro. Dio igual. Chile siempre tuvo el partido controlado y su guardameta, el realista y pronto barcelonista Bravo, mantuvo su puerta a cero.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH