La AN rebaja las penas a los directivos de Caixa Penedès

 

|

La AN rebaja las penas a los directivos de Caixa Penedès porque recuperar el dinero salvaguarda "el interés general"

El juez de la Audiencia Nacional José María Vázquez Honrubia ha defendido la rebaja de la pena a cuatro exdirectivos de Caixa Penedès que se comprometieron, en la vista oral celebrada en su contra, a devolver las millonarias prejubilaciones cobradas y ha asegurado que, en este caso, "compensar a la víctima no solo tiene trascendencia a efectos puramente particulares sino que coadyuva a salvaguardar los intereses generales".

El magistrado condenó el pasado 29 de mayo al exdirector general de Caixa Penedès Ricard Pagès a dos años de prisión y a los exdirectivos Manuel Troyano, Santiago José Abella y Juan Caellas a uno por concederse 31,6 millones de euros en planes de pensiones y distintas pólizas y evitó su ingreso en la cárcel. La Fiscalía Anticorrupción mantuvo en el juicio la petición de que se les impusiera una pena hasta tres años y medio.


Vázquez Honrubia se refiere a la atenuante de reparación del daño causado e indica que la devolución del dinero representa "una lamentable anomalía en los delitos socioeconómicos". Recuerda que si los exdirectivos no hubieran devuelto las cantidades que cobraron fraudulentamente hubiera sido necesario recurrir a una ejecución de condena en la que implicaría "descubrir y embargar bienes, metálico y derechos".


"En la delincuencia económica muchas veces los bienes han sido convenientemente ocultados mediante complejos sistemas de evasión, utilizando desde sociedades pantalla a testaferros, personas físicas e incluso la pura ocultación en paraísos fiscales", dice la resolución cuyo fallo fue adelantado al término del juicio.


El magistrado pone también de manifiesto que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) comprometió 915 millones de euros en el proceso de integración de Caixa Penedès en el Banco Mare Nostrum. "Todo lo que sea recapitalizar este banco supone facilitar el reintegro al erario público".

Vázquez Honrubia señala que los cuatro condenados actuaron de común acuerdo para vincular fraudulentamente a la caja de ahorros que regían y generar obligaciones económicas para su beneficio particular y en perjuicio de la entidad, "actuando de espaldas a los máximos órganos colegiados de la misma".


La sentencia, que asegura que Pagés, disponía de un "poder de hecho omnímodo para la gestión de la entidad", considera que el máximo dirigente de la caja diseñó una estrategia para garantizarse él mismo y a sus más cercanos colaboradotres una desproporcionada ganancia patrimonial.


CONSEJOS DE ADMINISTRACIÓN "DEPLORABLES"


Estas pensiones "fueron ocultadas o convenientemente maquilladas, ante los órganos rectores y de control, ya que los acusados, por su posición, manipulaban fácilmente a aquellos", dice la resolución que asegura que los testigos han trasmitido una imagen "deplorable" de que las reuniones de los consejos de administración.


Los consejeros eran, por ejemplo "un profesor, un comerciante, un agricultor, un sindicalista, un representante de una asociación cultural y el alcalde de una pequeña localidad, los cuales, evidentemente, carecían de formación bancaria o financiera", dice el juez que agrega que "se limitaban a prestar su asentimiento a las fórmulas más o menos alambicadas que en las reuniones se les presentaban por lo altos directivos". "El debate era inexistente o se reducía a su mínima expresión", indica Vázquez Honrubia que añade que "todos esos órganos de supuesto control eran una pura fachada formal donde los acusados hacían y deshacían a su antojo".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH