Rajoy se reúne en secreto en el Parador de Toledo

|

Rajoy advierte a CiU de que no es momento de "política pequeña"

Fue la primera cita a la que acudió Miguel Arias Cañete como portavoz en el Parlamento Europeo. La reunión se desarrolló en la más absoluta confidencialidad. Tanto que son muchos los que en el partido no lo sabían. Sus participantes han evitado desvelar su contenido porque saben lo poco que le gustan las filtraciones al presidente del Gobierno

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha vuelto a reunirse con su núcleo duro en el Parador de Toledo. Un nuevo encierro de dos días que se celebró, en el máximo de los secretos, los pasados 6 y 7 de junio. Y en el que según los presentes se analizaron los datos de las elecciones europeas, se hizo repaso del curso político que toca a su fin y se marcó la estrategia a seguir de cara a los próximos meses.

A la cita acudió el comité de dirección, con la secretaria general, María Dolores de Cospedal, los tres vicesecretarios -Carlos Floriano, Esteban González Pons y Javier Arenas- y los portavoces del Congreso y Senado, Alfonso Alonso y José Manuel Barreiro. También asistió por primera vez, Miguel Arias Cañete, la nueva cara del PP en el Parlamento Europeo en lugar de Jaime Mayor Oreja.

A estas cumbres suele ir además el sociólogo de cabecera de Rajoy, Pedro Arriola, muy cuestionado en la campaña de las europeas por buscar un perfil plano del candidato popular. El encuentro se produjo justo en la semana en que se conoció la abdicación del Rey, aunque los conservadores aseguran que ese no fue el motivo por el que se les convocó. Afirman que, entre otras cosas, fue para analizar los datos de las elecciones del 25 de mayo.

En el Partido Popular se ha desatado la alarma. Desde el pasado 3 de junio llevan reuniéndose con los responsables territoriales, buscando fórmulas para recuperar a sus votantes. Hoy, en rueda de prensa en Génova, Carlos Floriano, explicaba que la intención de su formación es la de ofrecer "una radiografía" completa de la situación del PP en el mes julio aunque, reconocía, que no tienen pensado dar aún los nombres de los futuros candidatos.

Estas convocatorias responden a la intención del presidente de dedicar más tiempo al partido. El 16 de septiembre del año pasado, Rajoy recibió a los suyos en la Moncloa, tal y como hacía José María Aznar durante su mandato una vez por semana. Entonces hablaron sobre las reformas del Gobierno y la situación en Cataluña.

Ya en 2014 llegó la segunda cita. Se produjo los días 10 y 11 de enero. Rajoy presidió este encuentro también en el Parador de Toledo para diseñar su plan, además de analizar la situación política y económica actual. En esta ocasión también lo ha hecho. El jefe del Ejecutivo ha comentado a sus dirigentes que pueden estar tranquilos porque no habrá más medidas con coste político en lo que resta de legislatura.

Al ser un cónclave de carácter interno, a la cúpula del PP no le gusta que se filtre nada sobre su contenido, ni siquiera su celebración. Por eso casi nadie en el partido lo sabía y los que han participado en esta reunión no han revelado apenas ningún dato. A Rajoy le gusta poder hablar con libertad ante sus cargos y no encontrarse con lo que ha dicho en los medios al día siguiente, algo que ya todos saben bien.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH