Italia se impuso contra Inglaterra en un partido que fue una exhibición de buen fútbol

|

Derechazo de Marchisio

Lo que se vio este sábado en el estadio Arena da Amazônia de Manaos fue una demostración de fútbol de altura. Después del mal sabor de boca del partido de España, era necesaria una dosis de balón como la de ayer. Italia e Inglaterra jugaron uno de esos partidos que hacen que merezca la pena seguir el Mundial.

Dos estilos de juego bien definidos. Por una parte, una Italia que se presentó con ganas de tocar el balón, de pasarlo y de controlar el juego meditando cada movimiento. Lo de Inglaterra era otra cosa, pero también buen fútbol. Una defensa hermética y unos delanteros punzantes, dispuestos a correr y a marcar cuando se les diera la ocasión.

No en todos los partidos se puede hablar de treinta tiros a puerta, y si se dan, es que se ha visto buen fútbol. Se adelantó Italia con un gol Claudio Marchisio con un derechazo que se recordará, sobre todo en Italia. A los dos minutos Sturridge volvía la jugada y remataba perfectamente un centro venenoso de Rooney.

Ya en la segunda mitad, el ritmo no había frenado ni un segundo. La jugada maestra de Candreva fue justamente recompensada con el cabezazo de Mario Balotelli, pero Inglaterra no quería rendirse y estuvo dando guerra hasta el último minuto, pero Italia ya había entendido que lo que tocaba entonces era defenderse ferozmente. Y así lo hicieron. Se acabó el partido y todo el mundo se fue contento. Con partidos así, el resultado es lo de menos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH