PSC y PP reprochan a Trias que frenara el derribo de Can Vies e ICV-EUiA y ERC piden diálogo

|

Can Vies no hace variar el calendario de obras previsto para cubrir las vías en Sants

Los grupos de PSC y PP en el Ayuntamiento de Barcelona han coincidido este viernes en reprochar al alcalde, Xavier Trias, que frenase la demolición de la finca 'okupada' de Can Vies tras varias noches de altercados, mientras que ERC e ICV-EUiA han instado al equipo de gobierno a negociar.

Así lo han manifestado en el pleno extraordinario sobre el desalojo de Can Vies y las seis noches de disturbios posteriores, una sesión en que el alcalde ha defendido la estrategia de diálogo que ha seguido el Ayuntamiento y que se paralizase el derribo: "Mi obligación era que no se crease un incendio más grande".

"No negociaremos nunca con la gente violenta pero sí lo haremos con la gente no violenta que también representa Can Vies", ha dicho, y ha recordado que Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), empresa pública propietaria del edificio, pagará el desescombro y apuntalamiento pero no la reconstrucción.

"Diálogo, diálogo y diálogo" pero no con los violentos, ha dicho Trias cuando la oposición le ha preguntado por su hoja de ruta: el alcalde ha rechazado la actitud de mano dura que le ha propuesto el PP y se ha responsabilizado de la decisión del consistorio de paralizar el derribo de Can Vies.

GALLARDÓN NEGOCIÓ EN MADRID

El concejal de Presidencia y del distrito de Sants-Montjuïc --donde está Can Vies--, Jordi Martí, ha abogado por "preservar" la actividad social que se hacía en el centro y por una solución similar a la de Can Batlló, una antigua fábrica que acoge entidades cívicas.

También ha recordado que el exalcalde de Madrid y ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, "negoció con el colectivo 'okupa' y les cedió espacios", y ha asegurado que la violencia urbana es un problema que trasciende a Can Vies, al barrio de Sants y a Barcelona.

"SURFERO"

El presidente del grupo del PSC, Gabriel Colomé, ha descrito a Trias como un practicante de surf que ha sucumbido ante la ola de Can Vies, porque al final los violentos han impuesto su hoja de ruta, y ha preguntado al alcalde "cómo firmará un convenio con los antisistema que no admiten la legalidad vigente".

Alberto Fernández (PP) ha pedido convocar un consejo de seguridad urbana, ha criticado al alcalde porque "ha discriminado a los barceloneses en función de si queman o no contenedores", y ha advertido de que su gestión del conflicto ha transmitido la idea de que mediante la violencia se pueden conseguir objetivos.

El líder ecosocialista, Ricard Gomà, ha cuestionado que el Gobierno municipal promoviera la demolición del edificio por ocupar un área destinada a zona verde, y ha reprochado a Trias que lo defendiera por ser espacio público mientras impulsa "pelotazos urbanísticos" como la Marina de lujo del Port Vell, la ampliación de La Maquinista y la reforma que afecta a la plaza Botticelli.

"¿Alguien puede estar de acuerdo con que haya ocupación de una zona verde por parte de un privado, sea quien sea el privado?", ha destacado el líder de ERC, Jordi Portabella, que ha reprochado a Trias no dejar claro durante el proceso que el desalojo era necesario porque el edificio está en un lugar destinado a espacio público.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH