El PSC se inclina por hacer el congreso en julio antes de celebrarlo el PSOE

|

PERE NAVARRO

Una mayoría de dirigentes del PSC con peso en la Ejecutiva se inclinan por que el congreso extraordinario que debe celebrarse tras la dimisión de Pere Navarro sea cuanto antes, lo que supondría hacerlo en julio.

El más claro ha sido el presidente del Consejo Nacional, Celestino Corbacho, que ha expuesto que la agenda política que debe afrontar la formación en otoño "no es precisamente tranquila", por lo que cree que una comisión gestora con atribuciones meramente administrativas no podría hacerlo con garantías.

Navarro expuso dos escenarios al anunciar su dimisión: elegir una comisión gestora por el período de un mes con el único fin de organizar el congreso, o bien que esta comisión pilote de forma interina el partido unos meses mientras se da forma a un congreso que se celebraría a más largo plazo. Los partidarios del congreso en julio avisan de que no tendría sentido afrontar con una comisión gestora el otoño, con la consulta de autodeterminación fijada para el 9 de noviembre, y a pocos meses de las elecciones municipales de mayo de 2015. Además, ven poco margen para organizarlo tras el verano y antes de la consulta, ya que se prevé una nueva Diada con el soberanismo intensamente movilizado, además de un septiembre y octubre marcados por el enfrentamiento entre Gobierno Generalitat por la consulta. Así, su escenario es organizar el congreso en poco más de un mes para que una dirección renovada regrese del verano con fuerzas y con el objetivo de recuperar la confianza de los ciudadanos, unos ciudadanos que llevan varias convocatorias electorales dándoles la espalda.

Aparte de Corbacho, se han apuntado a organizar el congreso a corto plazo el líder del PSC en Barcelona, Jaume Collboni; la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín; el de Tarragona, Josep Félix Ballesteros, e incluso críticos que tradicionalmente de han desmarcado de la línea del partido, como Joan Ignasi Elena, entre otros.

El principal escollo para celebrar el congreso en julio es que el PSOE también prevé el suyo ese mes, después de que su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció su intención de dejar el cargo tras la debacle de las europeas. El del PSOE está previsto para el fin de semana del 26 y 27 de julio, lo que supondría que las fechas más probables para el congreso del PSC se situaran el fin de semana anterior: el 19 y el 20.

MILITANCIA

Otro interrogante es si el nuevo líder deben elegirlo los delegados, como se ha hecho tradicionalmente, o debe abrirse la elección a la militancia, como hará el PSOE: Collboni y Ballesteros ya han pedido la segunda opción, que ya defendió Montserrat Tura en el congreso de 2011.

Navarro, dos semanas antes de anunciar su dimisión, ya dijo que le parecía una buena idea que el PSOE abriera a la militancia la elección de su secretario general, y avanzó que él lo iba a proponer para el PSC cuando se celebrara su congreso --entonces no se preveía que el congreso fuera extraordinario--.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH