La salida de Barcelona dejará de hacerse por el tambor de Glòries desde este domingo

|

La salida de Barcelona dejará de hacerse por el tambor de Glòries desde este domingo

Las obras de transformación de la plaza de las Glòries entran este domingo en una nueva fase, cuando la circulación de los vehículos que salen de Barcelona ya no se hará por encima del anillo viario, como se ha venido haciendo desde inicio de los años 90, sino por una nueva calzada en superficie que se ha habilitado.

Así lo han informado este martes en declaraciones a los periodistas el teniente de alcalde de Hábitat Urbano, Antoni Vives, y el director de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Adrià Gomila.

El traslado de la circulación que sale de Barcelona al nivel de la plaza permitirá acabar de demoler la mitad del tambor viario que aún sigue en pie, y el propósito del consistorio es iniciar las obras de urbanización provisional de la plaza tras el verano. La nueva calzada que se ha habilitado en la plaza de las Glòries tres carriles de circulación, a los que hay que añadir uno exclusivo para el autobús y otro para servicios urbanos, además de un carril bici independiente, ha concretado Gomila.

Según Vives, todo ello significará un "cambio de hábitos" por parte de los conductores y, por esta razón, este martes ya ha empezado una campaña con informadores en la zona, donde también se reforzará la presencia de agentes de la Guardia Urbana para garantizar la fluidez del tráfico.

Los cambios no sólo se limitan en la plaza de las Glòries y, para facilitar la movilidad en toda la zona, se habilitan semáforos en las confluencias de Gran Via entre las calles Padilla, Los Castillejos, Badajoz y Llacuna.

Con estos trabajos, las obras de la reforma de las Glòries llegan a su segunda fase, después de finalizar la primera, que empezó en enero y que consistió en el desvío del tráfico que entraba a Barcelona por el tambor a nivel de la calle y la desaparición de la mitad del anillo, que en los próximos meses será demolido en su totalidad.

En septiembre, cuando el tambor haya desparecido totalmente, las obras alcanzarán una nueva fase: la circulación continuará discurriendo en la superficie y se ejecutará una urbanización provisional de la plaza, aunque las obras continuarán en los próximos años, a la espera de que se construya un túnel que "entre tres o cuatro años" acabará absorbiendo todo el tráfico que cruza Glòries.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH