ERC aprovecha la ley de abdicación para pedir el derecho de autodeterminación y una consulta sobre la República

|

ERC aprovecha la ley de abdicación para pedir el derecho de autodeterminación y una consulta sobre la República

Esquerra Republica (ERC) ha aprovechado sus enmiendas a la ley que regula la abdicación de Juan Carlos I para reclamar el derecho de autodeterminación de las "naciones" del Estado, así como un referéndum para que los ciudadanos españoles puedan decidir ente Monarquía y República.

En sus enmiendas al proyecto de ley, cuyo debate está previsto para este miércoles en el Pleno del Congreso, los independentistas catalanes exigen una vez más que se reconozca a las "nacionalidades" del Estado como sujetos de soberanía y se les permita ejercer, por tanto, el derecho "inalienable" de convocar un referéndum de autodeterminación, y emplazan en este sentido al Gobierno a comprometerse a realizar los cambios constitucionales y legislativos "necesarios" para "garantizar la plena eficacia" de ese derecho. Además, ERC plantea que la abdicación del Rey sólo sea "efectiva" después de la convocatoria del referéndum, en consonancia con el artículo 92 de la Constitución, que establece que las decisiones políticas "de especial trascendencia" sean sometidas a consulta de todos los ciudadanos. En este sentido, sugieren añadir un nuevo artículo al proyecto de ley de abdicación para que, antes de que el Príncipe de Asturias sea proclamado Rey ante las Cortes Generales, el Gobierno someta a referéndum consultivo la oportunidad de iniciar los trámites de reforma constitucional necesarios con el fin de modificar el modelo político del Estado.


Con estas enmiendas, los republicanos catalanes ya avanzan que pedirán la devolución del proyecto de ley del Gobierno que permitirá la abdicación de Juan Carlos I porque, según remarcan, ERC no puede asumir que el jefe del Estado "lo sea por herencia, y no por voluntad popular". "No negamos el derecho que pudiera tener Felipe de Borbón de ser jefe de Estado, pero sólo después de haber ganado unas elecciones en que la ciudadanía exprese su voluntad en tal sentido", apunta ERC, que tacha de "burla a la democracia" y al principio de igualdad de todos los ciudadanos" la pretensión de que el Parlamento resuelva por urgencia y en lectura única la renovación de la Jefatura del Estado. A juicio de los independentistas catalanes, la "rapidez" y la "cerrazón" con que se pretende "dar carpetazo" a la sucesión dinástica se percibe como "una segunda Transición exprés, en que todo vuelve a estar atado y bien atado".

Frente a esto, Esquerra defiende que la abdicación del Rey es el momento "propicio" para impulsar las consultas a los diferentes pueblos españoles con el fin de iniciar, según cada caso, "los oportunos procesos constituyentes que permitan la superación de un proceso como el de 1978, que no permitió a la ciudadanía elegir libremente su futuro y, en particular, su encaje en el Estado o su independencia nacional". "Esquerra Republicana no reconoce la legitimidad de la impuesta Monarquía ni la imposición de un ordenamiento jurídico que no reconoce el derecho inalienable de Cataluña a decidir libremente su futuro", concluyen los republicanos catalanes, que ya han confirmado que no asistirán el próximo 19 de junio a la ceremonia de proclamación de Felipe VI como nuevo Rey de España que se celebrará en el Congreso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH