Condenan a un guardia civil por abofetear y patear a sus padres

|

Guardia Civil

El Juzgado de lo Penal número 4 de Jaén ha condenado a dos años de prisión a un guardia civil suspendido de empleo y vecino del municipio jiennense de Martos por maltratar a sus padres, a los que propinó "patadas y bofetadas" tras una discusión familiar el pasado mes de abril.

Según recoge la sentencia, tras esa discusión, el guardia civil se dirigió a su padre y "con ánimo de atentar contra su integridad física", le golpeó "en la cara con las manos", le propinó "patadas en la espalda" y le causó una "contusión" en el ojo izquierdo.

Después, se fue hacia su madre, "zarandeándola, agarrándola fuertemente por el cuello y propinándole patadas y bofetadas", lo que le ocasionó "dos hematomas en pierna izquierda". También "arrojó al suelo y pisó el teléfono", causando al aparato "desperfectos considerables".

El ahora condenado -que vive en el domicilio familar- negó los hechos, solicitando la defensa la libre absolución. Sin embargo, el juez considera que "la descripción de las lesiones en la documental médica y el relato de los hechos que (los padres) hacen al médico que les asiste es absolutamente compatible con los hechos denunciados", que corroboran además varios testigos.

Ante tal cúmulo de pruebas, el Juez ha condenado al guardia civil agresor por dos delitos de malos tratos en el ámbito familiar con la agravante de reincidencia a 24 meses de cárcel. Igualmente, le ha prohibido acercarse a sus progenitores a menos de 500 metros o entrar en su pueblo Martos durante cinco años. Tampoco puede tener o portar armas durante tres años. La sentencia es recurrible ante la Audiencia Provincial de Jaén.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH