Paro y corrupción siguen como principales problemas de España

|

INEM

El paro y la corrupción siguen a la cabeza de los problemas de España según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al pasado mes de mayo, un estudio que revela un incremento del porcentaje de españoles que definen la situación económica como "mala" o "muy mala", que se sitúan en el 86,5 por ciento.

El paro figura en primer lugar de la lista de problemas con un 80,8 por ciento de menciones, subiendo cinco décimas respecto al barómetro anterior, mientras que la corrupción y el fraude repiten como segunda preocupación con un 35,7 por ciento, bajando seis décimas en comparación con abril. Por contra, sube seis décimas la inquietud por los problemas económicos en general, que son mencionados en el 28,6 por ciento de los cuestionarios y siguen como tercer problema. En cuarto lugar, pero perdiendo 1,6 puntos respecto a abril, repite la clase política. En paralelo también es menor (cinco décimas) el porcentaje de los que citan en este apartado al Gobierno y los partidos, que se quedan en el 3,2 por ciento.

Con el mismo 10,4 por ciento de abril repite en quinta plaza la sanidad, mientras que en los puestos siguientes se produce un cambio: Los problemas sociales bajan del sexto al séptimo lugar al caer 1,5 puntos y quedarse en el 7,9 por ciento. Como consecuencia, la educación se convierte en la sexta preocupación con un 8,7 por ciento de menciones.

Como octava preocupación aparecen los recortes, que suben un punto respecto a abril, y se colocan en el 4,8 por ciento de menciones, desplazando a la novena plaza a la inmigración que se queda con un 4,3 por ciento perdiendo 1,6 puntos. La lista de problemas personales que confecciona el CIS con la respuestas de los sondeados sigue coronada por el paro (49,5%), seguido de los problemas económicos (27,6%), la sanidad(11%), la corrupción (10,2%) y la educación (9,6%).

La negativa percepción de la situación económica sigue presente entre los encuestados, ya que el 83,5 por ciento la ven como "mala" o "muy mala", aunque desciende 1,7 puntos con respecto al mes anterior. Sólo el 1,2 por ciento se atreve a calificarla como "buena" o "muy buena". Con la vista puesta dentro de 12 meses, el 23,4 por ciento augura que estará aún peor --cinco décimas menos que en abril--, frente al 21,9 por ciento que pronostica justo lo contrario.

Como todos los meses, el CIS pregunta a quienes están en paro (24,7%) si tienen esperanzas de encontrar un empleo en los próximos 12 meses. El porcentaje de pesimistas se incrementa en 4,4 puntos respecto a abril, ya que si entonces el 60,2 por ciento veía complicado colocarse, ahora es el 64,4 por ciento el que considera "poco" o "nada probable" conseguir un contrato. En paralelo, bajan del 29 al 25,7 por ciento los que creen "muy" o "bastante probable" encontrar trabajo. Por el contrario, crece la tranquilidad laboral entre los que todavía conservan su empleo (39,3%). El 75,2 por ciento ve "poco" o "nada probable" irse al paro (cuatro puntos más que abril), mientras que ahora son menos los que temen quedarse sin trabajo, ya que suman el 15,8 por ciento frente al 17,5 de hace un mes.

El paro y la corrupción siguen a la cabeza de los problemas de España según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al pasado mes de mayo, un estudio que revela un incremento del porcentaje de españoles que definen la situación económica como "mala" o "muy mala", que se sitúan en el 86,5 por ciento.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH